Justicia digital en la nueva era de la información

La semana arrancó con el terrible caso de Hugo Carbajal, menor asesinado en una fiesta clandestina y que provocó que padres y amigos de la víctima hicieran un importante cierre de circulación de una de las vías más vitales de CDMX para exigir la acción de las autoridades. Es destacable que los familiares no cedieron a la mediación a la que el gobierno nos tiene acostumbrados, en donde las autoridades envían representantes de menor a mayor rango dependiendo el éxito de los encuentros para tratar simplemente de contener la situación, en tiempo récord el homicida que estaba plenamente identificado se entregó a las autoridades.

Este caso es un ejemplo más de que lamentablemente los casos que logran ser mediáticos son los que acaparan la atención de las autoridades y que gracias a la presión de la opinión pública logran en su mayoría resolverse pero pensemos, ¿cuántos casos como los del joven Hugo ocurren en el país?, ¿cuántos reciben la misma atención de las autoridades y de la sociedad en general?, y no es un pensamiento que tenga tan sólo en este caso, he señalado en muchos oportunidades anteriores el mismo efecto en donde los ciudadanos logran captar la atención de algún medio, luego la historia crece más en el morbo social y esto obliga a las autoridades a dar una respuesta en tiempo récord. 

La lectura de este acción – reacción comprobada puede propiciar con el tiempo que ésta sea la forma en la que los familiares del alguna víctima empiecen a usar este recurso como vía de solución pronta a su conflicto.

Redes sociales en acción

Vivimos un caso similar al de Hugo en el que las redes sociales actuaron para ejercer justicia, un hombre agredió a una familia con un bastón también en una de las principales avenidas de CDMX, es angustiante escuchar el llanto de una niña y la súplica de una madre diciendo “viene mi hija, viene mi hija”.

Las redes sociales explotaron y gracias a éstas la ubicación del culpable fue posible, ¿qué hubiera pasado si la denuncia se hubiera presentado y simplemente dejáramos que las autoridades hicieran seguimiento al caso?, quizás este acto seguiría en una carpeta de investigación acumulada en los muchos casos sin resolver (o quizás sin atender) pero nuevamente es la sociedad haciendo un caso público el que ha logrado actuar en un auténtico ejercicio de justicia digital.

Medios y opinión clave en la tercera guerra mundial

Coincido con muchos analistas que miramos la invasión a Ucrania como la tercera guerra mundial que a diferencia de otros conflictos, se está dando de una manera diferente, en un mundo tan globalizado, con una economía tan dependiente. Hoy una sanción económica puede ser igual de impactante que el bombardeo a una ciudad.

Paso a paso las sanciones económicas a Rusia la empiezan a estrangular y éstas no están creadas para una recuperación pronta, el daño que ocasionarán son creadas para impactarla con un daño a largo plazo al grado de que quizás le lleve una década recuperarse. Rusia en lo económico puede perder mucho más que lo que ocurriría con un enfrentamiento bélico.

Por supuesto esto no minimiza los horrores de los que hemos sido testigos, la muerte de inocentes y los crímenes de guerra que han ocurrido, pero esta guerra tiene otras reglas.

Los mensajes más recientes de Volodímir Zelenski son impactantes, auténticas bombas mediáticas que agilizan las acciones diplomáticas, que insisto por la gravedad del conflicto parecen insuficientes pero que poco a poco surtirán efecto, y no por nada en la entrega de los Grammys y recientemente en la ONU en donde cuestionó el valor de esta organización cuando se ha visto incapaz de reaccionar para apoyar a uno de sus miembros, han sido una bomba mediática de alto impacto, una muestra más del alcance que la justicia digital puede lograr. En tiempo real, podemos observar  los impactos a nivel global que la denuncia realizada a través de medios digitales sobre las atrocidades realizadas por el ejército ruso y que gracias a esta evidencia, miles de opiniones, como resultado de esta acción, surgen a diario de distintas personas que comunican en varios medios digitales y en sus propios perfiles una postura que genera por supuesto una mayor presión en los gobiernos y sumando como resultado de esta acción las sanciones económicas generadas, nos dan la evidencia del impacto real que la opinión pública tiene en una sociedad de la información para construir una justicia digital.

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx y Derecho de Réplica.

Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...