Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Los hijos de AMLO y la cruda guerra de propaganda

México está en medio de dos guerras. Una se desata a balazos. Con total impunidad cárteles pelean ciudades, estados y regiones enteras. Mientras los criminales se baten con armas de alto poder, los ciudadanos quedan en medio. Esto ha llevado a la muerte y la desaparición de miles de mexicanos.

Es lo que en Cúpula hemos llamado el Holocausto Mexicano; una catástrofe humanitaria sin parangón y sin solución visible al frente.

La otra guerra se libra todas las mañanas y es la puja de la propaganda.

En esa acre batalla el presidente López Obrador también es el comandante supremo. Él dicta las pautas a seguir; con acalorados discursos enciende los ánimos de sus huestes en contra de los “medios conservadores y los fifís, clasemedieros, aspiracionistas, hipócritas…” etcétera.  

En el otro frente no hay un general absoluto; más bien se trata de una serie de facciones que responden a los embates presidenciales, pero cada día con mayor crudeza como lo vamos a detallar en esta entrega.

Sin duda, la organización ‘Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad’ que encabezan Claudio X. González y María Amparo Casar es uno de los ejes principales del bloque anti-AMLO, pero de ninguna forma es el único.

Hay un frente de medios que son acres críticos de la 4T y en concreto, diarios como Reforma, El Universal, los noticieros de Milenio e Imagen Televisión y portales como Eje Central, tienen un efecto determinante en esta cruzada.

Un frente y otro se acusan mutuamente de corruptos.

Con índice flamígero, el mandatario señala a la prensa contestataria y esta a su vez responde con evidencias de opacidad y manejos irregulares en su gobierno.

Esta guerra de propaganda, ha llevado al país a una polarización social que no tiene precedente en más de 90 años. Es decir, desde la Guerra Cristera que Jean Meyer narra de manera magistral, no veíamos una sociedad tan confrontada.

Cada bloque tiene sus huestes y adeptos. Los seguidores del presidente, secundan y replican sus argumentos, en tanto que el otro frente hace lo propio.

Pero ambos bandos se conducen con el mismo arrebato y furor. El visceral apasionamiento es el sello medular de esta guerra. 

En este contexto, los estrategas anti AMLO están llevando la batalla a otro nivel; al grado de golpear al Ejecutivo en la parte más vulnerable: sus hijos.

La mañana del 15 de febrero de 2022, el presidente López Obrador estuvo a punto de romper en llanto cuando recordó que desde niños sus hijos han lidiado con el hostigamiento y el acoso político. En esa ocasión mencionó de especial manera a las periodistas Lourdes Galaz y Carmen Lira, quienes protegieron a los menores en algún momento.

Ese día el mandatario no pudo ocultar su flanco más sensible y vulnerable.

Tal vez por eso, en horas recientes sus vástagos han sido blanco de certeros y demoledores misiles.

Latinus de Carlos Loret, presentó una entrega donde revela los intereses empresariales y financieros de una red de amigos de Andrés López Beltrán que tienen contratos millonarios en el parque ecológico que se construye sobre el malogrado aeropuerto de Texcoco, así como en el malecón de Villahermosa e incluso en la ciudad de Puebla a través de la SEDATU.

En otro frente de guerra, ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’ evidenció que el domicilio que ocupa José Ramón López Beltrán en Coyoacán, en realidad es de una asistente de Carmen Lira Saade, la directora del periódico La Jornada que ha recibido enormes canonjías en este sexenio.

Desde el punto de vista periodístico las investigaciones y los datos son impecables, pero aquí entra el factor de la propaganda.

A través de las redes sociales las huestes lopezobradoristas desatan el hashtag #LordMontajes para descalificar la investigación de Latinus.

Pero repetimos la premisa de Cúpula: cada frente de guerra tiene un ejército cautivo.

Los detractores del presidente habrán de secundar la nota de Loret, en tanto que sus seguidores continuarán viralizando los ataques contra el periodista. Quienes están contra AMLO no van a cambiar su postura, al igual que sus seguidores.

Cada bloque seguirá radicalizando su visión.

¿Hasta cuándo durará esta guerra?

Esta encarnizada y visceral puja, va a concluir al día siguiente que termine la última conferencia matutina. Ese día el ejercito de AMLO perderá su batería de misiles.

No importa si continúa Sheinbaum o Ebrard. Ninguno tiene la facilidad de incendiar grupos sociales como lo hace Andrés Manuel.

En tanto que el otro frente, el de Reforma, El Universal, Milenio Televisión, Imagen, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, seguirán escudriñando bajo toneladas de papeles y correos electrónicos.

Por supuesto, esto no se va a detener.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Tw @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

BonoBus BUAP
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...