Quince días sin justicia para Ernesto Calderón

Ayer se cumplieron 15 días sin que localicen a los siete atacantes de Ernesto Calderón en la Estrella de Puebla y no hay novedades de su paradero. 

¿Qué ha ocurrido mientras?

Primero, la salud de Ernesto Calderón ya es estable. 

Y la mejor de las noticias es que es muy probable que salve el ojo aunque aún se espera a que su representación legal, encabezada por la abogada Coral Zavaleta Bianccini, actualice los detalles. 

Recientemente circuló el rumor de que algunas de las familias buscaban el amparo de los jóvenes que atacaron a Ernesto.

Y en efecto, las familias de estos muchachos están buscando que se los ampare la justicia federal para evitar que sean encarcelados. Al respecto, el fiscal Gilberto Higuera Bernal advirtió que las artimañas de sus defensas no impidieron que fueran detenidos. 

Pero bueno esto está por verse.

¿Por qué? Bueno porque así como la Fiscalía confirmó que buscaban el amparo, también confirmó que se encuentran prófugos y quizá fuera del país. 

Y eso al confirmar también que la agencia de Policía Internacional, Interpol, los está buscando eso precisamente implica que es muy probable que ya no estén en territorio mexicano. 

La fuga de los siete muchachos solamente pone en jaque al fiscal Gilberto Higuera Bernal.

Sobre todo porque se trata de un caso que tuvo repercusión nacional y en el cual se le señaló –a través de redes sociales y en mensajes poco fundamentados– de supuestamente conocer y proteger a los atacantes de Ernesto Calderón.

Obviamente el fiscal lo negó. Y, como comentamos en este espacio en otro momento, para el fiscal Gilberto Higuera Bernal el caso incluso repercutió en rumores de su supuesta salida por temas de enfermedad. Tema que negó en una rueda de prensa, en pláticas en corto y hasta con su equipo.

Pero, de entre todo lo lento que pueda verse el tema de la investigación, hay noticias positivas. 

Ya fue clausurado el bar Black de la zona de Angelópolis. 

Aunque los operadores del lugar insisten en que hubo una campaña en contra del lugar, existe información que en efecto los atacantes salieron de este sitio, donde comenzó la agresión a Ernesto Calderón.

Ojo, porque la clausura solamente fue por no respetar el cierre de horario.

Así que no duden que el bar Black vuelva a abrirse sin mayor problema y continúen las peleas en la zona porque ya sabemos que a los sitios como ese tugurio pululan.

Las discotecas de la zona de Angelópolis siguen sin ser reguladas y no duden que ocurrirá otro escándalo similar. 

Ayer 24 de septiembre se cumplieron los 15 días exactos del ataque y no se ve para cuándo haya justicia para Ernesto Calderón.

Ojalá el fiscal Gilberto Higuera Bernal tenga noticias próximamente y la Fiscalía nos sorprenda con algún tuit de último minuto al lograrse el aseguramiento del juniors, exalumnos del Tec de Monterrey Campus Puebla, así como la Universidad Anáhuac.

Pareciera que la justicia que merece Ernesto Calderón solo le urge a su familia.

Si siete jóvenes universitarios pudieron burlar a las autoridades estatales y hasta escapar del país hay un problema serio que repercute en reputación. 

Más allá del tema de la impunidad, la Fiscalía y el prestigio del fiscal Gilberto Higuera están en juego.

Y eso no se puede arreglar con una rueda de prensa, un comunicado o un tuit. 

Dicen por ahí, chamba mata grilla. Esperemos que tanta chamba de la Fiscalía ya se note en el caso de Ernesto Calderón.

Te puede interesar:

maleta estrella roja
Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...