Oro digital, “Gold247”

“Porque es tan frecuente fracasar con pasión, como sin ella”, por Ryan Holiday

Hace unos años, como me lo enseño mi madre, empecé a comprar pequeñas piezas de oro. En el centro de la ciudad puedes encontrar piezas pequeñas de oro que van desde fistoles de 800 pesos o monedas de dos pesos de oro, acuñadas en 1945, de hasta 4 mil 500 pesos por unidad.

O si ya eres más arriesgado, siempre hay más voluntarios que yo, que tienen más ánimo y dinero, dispuestos a comprar un centenario de hasta 37 mil 443 pesos o muchos de ellos.

El oro siempre ha sido un mecanismo de acumular riqueza que genere valor a futuro, con poco riesgo. Tan seguro como acumular inmuebles. En siglos pasados y todavía hasta los años 50, cuando los bancos no eran tan seguros, el oro se acumulaba en jarras de barro y se escondía al pie de algún trueno en una “tapazón” –así le decían mis abuelos maternos a los hoyos donde se enterraban las jarras llenas de joyería–.

Hoy en día ya es muy común tener cajas de seguridad en los bancos o casas de cambio donde puedes guardar tus pequeños tesoritos para poder empeñarlos o venderlos en caso de tener alguna necesidad.

Pero en los últimos días, el Consejo Mundial del Oro, o de su anglicismo World Gold Council (WGC) junto con la Asociación Mercantil de Lingotes de Londres (London Bullion Market Association, LBMA), retomaron la idea que ya había surgido hace más de una década para hacer una Criptomoneda “Stable Coin” llamada “Gold247”.

La idea radica en que se emita una Criptomoneda “Gold247” por cada lingote de oro de 400 onzas que se produzca en cualquier parte del mundo.

El proyecto también contempla lingotes de menor tamaño o incluso elementos medidos en kilogramos. Cada lingote producido tendrá un gemelo digital relacionado controlado por la tecnología Blockchain.

“Gold247” no es la única “Stable Coin” basada en oro. Desde hace ya algunos años le he dado seguimiento a “PaxGold” y “DigixGold”, que radican casi en el mismo concepto: valor del oro.

Considero que es una excelente idea inventariar todos los lingotes producidos en el mundo con tecnología de tokenización como Blockchain, esto para que exista certidumbre en los inversionistas, productores y compradores de oro.

Pero aquí vienen muchos retos por delante, por ejemplo, ¿quién desarrollará la Wallet de operaciones del oro? ¿Dónde se almacenará el oro físico? ¿La LBMA y el WGC cobrarán una comisión de transacción? ¿Podrán ponerse de acuerdo con todos los productores de oro? Entre otras más preguntas.

Considero que llevará un tiempo lograr esto, pero todo indica que el camino nos lleva hacia allá, así que, amigos, ya podrán tener una opción de “tapazón” digital. El problema estará en que no sé si podremos empeñar una “Gold247”.

Comentarios: jorge.medinasal@gmail.com.

Jorge Medina

Medina Jorge

Ingeniero Industrial en Sistemas con Maestría en Economía para Negocios. Tiene 14 años de experiencia como docente.