¡Comparte!

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la Ciudad de México, realizó la Firma del Compromiso Global por la Nueva Economía del Plástico, con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente PNUMA y con la representación de Naciones Unidas en México, en la que se inscribe la capital del país.

Con ello, la Ciudad de México se compromete a implementar políticas ambiciosas en materia ambiental y sumar a empresas a ejecutar acciones para reducir los residuos plásticos, aumentar el reciclaje e integrarlos en una economía circular para alcanzar el objetivo de “Basura cero”, “y que la Ciudad de México siga siendo un ejemplo de política ambiental a nivel nacional y a nivel internacional”, dijo Sheinbaum.

La jefa de gobierno de la capital refirió que, en París, se lleva a cabo una reunión internacional de compromiso de distintas naciones para la reducción, reciclaje de los plásticos, con la idea de tener una verdadera economía circular, es decir, que todo residuo que se genera pueda entrar nuevamente en la economía para poder llegar a un esquema final de “Basura Cero”.

“Es decir, que no eliminemos ningún material a relleno sanitarios, sino que toda materia sea vuelta a utilizar y, particularmente, los plásticos (…), primero porque su producción genera una cantidad muy importante de gases de efecto invernadero y contaminantes locales y segundo, la disposición final en rellenos sanitarios o en barrancas, mares, océanos, provoca graves consecuencias para la biodiversidad y en general, genera contaminación en el planeta”, explicó.

“A partir de ahora y de esta firma, vamos a buscar a distintas empresas que utilizan plásticos, que desechan plásticos, a que sean parte de este compromiso global de nuestra ciudad”, anunció Claudia Sheinbaum.

Explicó que se trata de sumar a fabricantes de productos envasados, minoristas, hotelería y servicios de alimentación, fabricantes de empaques, entre otros, a que tomen medidas para eliminar los envases de plástico problemáticos o innecesarios; transitar de modelos de un solo uso a modelos de reutilización; y que el 100 por ciento de los envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables.

“Aumentar hacia el 2025 el volumen y la calidad de los plásticos reciclados y, en consecuencia, aumentar la proporción de plásticos reciclados y compostables sobre el volumen de plástico incinerado y dispuesto en rellenos sanitarios”, detalló.

“Y para los inversionistas en general, invertir para 2025 una cantidad significativa en negocios, tecnologías u otros activos, para que funcionen y hagan realidad la visión de una economía circular para los plásticos”, destacó.

Ante representantes de empresas, nacionales, internacionales y transnacionales Sheinbaum Pardo expuso algunas de las políticas en materia ambiental, sin precedentes, de la mano de la iniciativa privada y academia, con innovación tecnológica y científica que, se han implementado durante su gobierno, las cuales han contribuido a disminuir alrededor del 25 por ciento la cantidad total de residuos sólidos en la capital.

En su intervención, Dolores Barrientos Alemán, representante de PNUMA en México, destaco que, “En el marco de los compromisos voluntarios encontramos participaciones muy importantes, tenemos gobiernos nacionales como el de Chile y Perú en Latinoamérica; Portugal, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Grecia, Australia y Uganda, en el resto del mundo. También cuenta con la participación de gobiernos subnacionales como el de Escocia, Sao Paulo (Brasil) y Cataluña (España)”.

“Hoy el compromiso global es más importante que nunca y la adhesión de la Ciudad de México ha generado un entusiasmo internacional muy importante. En París son las 8 de la noche, no se pudo dar el anuncio (este mismo martes), pero mañana muy temprano en el marco de las negociaciones internacionales será anunciado que la ciudad de México forma parte de la nueva economía del plástico”, destacó Barrientos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

maleta estrella roja