¡Comparte!

La cuarta ola de la pandemia y el alza de contagios por Ómicron, ha generado una saturación del servicio de pruebas para detectar la covid-19 y muchas veces sin ser necesarias.

En una entrevista para El Universal, el especialista Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de Atención de Emergencias de la UNAM, indicó cuáles son los criterios para realizar una prueba de antígenos y en qué situaciones se deben hacer.

Lo primero que el especialista destacó, es que la prueba de antígeno ha sido pensada para diagnosticar si una persona padece o no la enfermedad, y no para justificar una incapacidad laboral o como requisito para regresar a las escuelas.

Expresó que la escasez de pruebas para diagnosticar el coronavirus deriva de que la población no ha hecho caso a estas recomendaciones.

¿Cómo saber si es necesaria una prueba?

Las pruebas rápidas deben llevarse a cabo cuando una persona presenta síntomas compatibles con el covid-19, como tos, fiebre, dolor de cabeza y garganta, así como disminución del gusto y el olfato, y ataque al estado general. Si sólo se presenta una de estas molestias, no se trata, necesariamente, de coronavirus.

Por el contrario, si no se presenta sintomatología alguna, no se debe hacer necesariamente una prueba, pues en personas asintomáticas, no tiene utilidad.

El especialista mencionó que en el caso de que una persona se encuentre asintomática pero mantuvo contacto directo con otra persona positiva al covid-19, debe asumir que contrajo el virus.

Debe aislarse al menos cinco días y vigilar durante ese tiempo la evolución de la enfermedad; si esta es favorable y las molestias desaparecen durante este intervalo puede regresar al trabajo, pero si pasados los cinco días, la sintomatología no cesa, el paciente debe tomarse otros cinco días para que el cuadro de infección se resuelva completamente.

Covid, influenza y gripe

En esta época invernal, a los casos de covid-19 se suman los contagios por influenza y gripe estacional. El académico de la UNAM mencionó que no es necesario diferenciar entre qué enfermedad es la que se padece, ya que las tres se monitorean y controlan de manera similar, a través de aislamiento, vigilar la temperatura, oxigenación y evolución.

Sin embargo, resaltó que si persisten síntomas como cansancio severo, incapacidad de controlar la fiebre por más de 24 horas, tos y dificultad para respirar, son indicadores de que no hay mejoría y es mejor acudir al médico.

La importancia del cubrebocas

El doctor Mauricio Rodríguez insistió que “el mejor cubrebocas es el que se usa y se usa bien”, por lo que los cubrebocas de alta eficiencia lo que pueden hacer ahora, es genera un gasto innecesario para las personas.

El cubrebocas eficaz será aquel que cubre nariz y boca perfectamente, y se encuentre bien cerrado; no importa si este es de tela, siempre y cuando sea de tres capas.

En el caso de una persona que tenga que convivir con una persona enferma, la recomendación será que utilice dos mascarillas de diferentes materiales; el de la mayor eficiencia debe colocarse cercano a la cara y arriba el de tela de tres capas.

El experto de la UNAM señaló que antes que lo más importante es hacer caso a los síntomas y romper la transmisión; que las vacunas se inoculen con las dosis de refuerzo cuanto antes, en caso de estar contagiados pueden inocularse luego de cinco a siete días de recuperarse de la enfermedad, no tiene que esperar más tiempo.

Etiquetas:
Hot Sale Estrella Roja