¡Comparte!

Las calles de la ciudad de Puebla se cubrieron de blanco la tarde de este sábado 15 de enero, tras registrarse la primera granizada del año.

El paisaje de la capital poblana después de la intensa lluvia fue como de cuento y definitivamente fueron imágenes dignas de una postal.

Con la entrada del Frente Frío No. 22 se anunciaron lluvias y heladas en la zona centro y sur del país de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

En la zona de Angelópolis y La Noria, los estacionamientos de las plazas comerciales quedaron cubiertos bajo el denso granizo.

El Centro Histórico se vio igual, provocando que los transeúntes tuvieran que cubrirse bajo los techos de casonas, iglesias y otros déficits para sortear las pequeñas bolas de hielo.

El Club Campestre de Puebla ubicado sobre la 11 sur pasó de verde a blanco en unos minutos debido a la tormenta, dejando una densa capa de granizo a su paso.

El río Atoyac tampoco se libró de los efectos del clima y lució irreconocible, como un lago congelado.

Etiquetas: