¡Comparte!

El Cabildo de Puebla aprobó por unanimidad el procedimiento de entrega-recepción del Ayuntamiento, en el cuál se detectaron 2 mil 086 observaciones, de las cuales sólo 249 fueron solventadas por la administración anterior, por lo que el 88.1% quedaron sin aclarar.

El gobierno municipal saliente, presidido por Claudia Rivera Vivanco, dejó sin solventar mil 837 anomalías detectadas en el proceso, por lo que las conclusiones serán turnadas a la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Estas anomalías fueron presentadas el pasado 15 de octubre de 2021, cuando se realizó el acto formal de entrega-recepción, en el que se hizo constar la entrega de 27 carpetas.

Las observaciones enmendadas conllevan instrumentos jurídicos, expedientes tributarios, arqueos de caja, inventarios de almacenes, flora y fauna, relación de cajas fuertes, llaves, sellos, carpetas cancelación de cuentas y últimos cheques.

Mientras que las observaciones que no tuvieron aclaración van en la ausencia de entrega de documentación probatoria, que declare con claridad el recurso que se utilizó para obras públicas, la resolución de cuentas y gasto público de alrededor de 4 mil 245 millones de pesos en los ejercicios fiscales de los tres años y la resolución de bienes muebles e inmuebles con fondos y valores.

En el caso de las obras, se notificó la cantidad de 71 obras heredadas pendientes de conclusión, y la falta de documentación que avale un total de 2 mil 112 millones 725 pesos ocupados como presupuesto para la realización de las mismas. 

Asimismo, se exhibió que los regidores de Morena presentaron documentos oficiales del Ayuntamiento sin la documentación de pertenencia correspondiente. 

Al ser aprobada la orden, los regidores de Morena se opusieron a esta resolución ocasionando que entre gritos y peleas se realizara la votación.

La regidora Elisa Molina Rivera asentó que esta declaración es una actividad de ilegalidad y daño con fines políticos. Mientras que, el regidor Leobardo Rodriguez Juárez, afirmó que este dictamen sólo demostraba la “incapacidad” del gobierno municipal al actuar en su contra.

A partir de la emisión de este procedimiento, se aprobó remitir el expediente a la Auditoría Superior del Estado de Puebla (ASE) para la continuación e integración de la revisión de las Cuentas Públicas del Ayuntamiento de Puebla.

También se consideró oportuno dar vista a la Contraloría Municipal para que en uso de sus facultades proceda como legalmente corresponda, lleve a cabo las investigaciones pertinentes y resuelva conforme a derecho el incumplimiento de la Comisión Saliente.