¡Comparte!

El presidente municipal de Puebla, celebró que la Fiscalía General del Estado (FGE) haya realizado las averiguaciones correspondientes para detener a José Agustín N. y otros dos presuntos involucrados responsables de la tragedia en San Pablo Xochimehuacan.

El edil advirtió que el gobierno municipal mantendrá la zona norte de la ciudad de Puebla vigilada para evitar asentamientos irregulares y alguna actividad ilícita como la que ocurría en esta junta auxiliar.

El pasado 17 de enero José Agustín “N”, fue detenido junto con Yahir N. y Gustavo N, quien presuntamente sería el jefe directo de “El Callo”, dueño de las pipas que fueron llenadas en la toma clandestina que derivó en la explosión de San Pablo Xochimehuacan.

Por ello, el gobierno municipal adelantó que serán alrededor de 18 kilómetros, en la franja norte de la capital, los que se estarán verificando por la Dirección de Protección Civil y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), para evitar el tipo de delitos por manipulación de combustibles, además de no permitir asentamientos irregulares en donde pasan ductos combustoleos.

Es meritorio que la Fiscalía haya hecho esta detención, no puede quedar impune esta desgracia provocada por delincuentes y que ojalá se llegue a sus últimas consecuencias, se sentencie de manera justa sobre todo por la pérdida de vidas humanas y el riesgo al que puso a miles de poblanos de San Pablo Xochimehuacan

Por último, refirió que una vez que se tengan electas las autoridades de las 17 juntas auxiliares, se tendrá una reunión con ellas para trabajar coordinadamente en la prevención y erradicación de cualquier ilícito que se dé en estas demarcaciones.