¡Comparte!

Posiblemente, los ojos del mundo se fijaron en Nancy Pelosi en 2020. Cuando, siendo la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, rompió su copia del informe del entonces presidente Trump.

También, muy probablemente, Trump se enteró en las repeticiones por televisión, porque en ese momento ni cuenta se dio.

Nancy Pelosi se volvió una figura mediática en ese momento. La prensa le preguntó por qué había roto en pedazos el discurso del presidente, a lo que ella contestó:

Era lo más cortés que podía hacer después de ese ´discurso tan sucio´”, contestó Pelosi.

Desde entonces, la demócrata antagonizó con Trump, hasta el final de su periodo presidencial. Pero las cosas no quedaron ahí, y ahora Nancy Pelosi aterrizó en Taiwán, pese a las advertencias en contra que el gobierno de China realizó durante los últimos días.

¿Quién es Nancy Pelosi?

Nancy D´Alessandro nació en Baltimore, en 1940. Desde la infancia estuvo metida en la vida política de Estados Unidos pues su padre, Thomas D’Alessandro Jr., fue un importante político de la comunidad ítalo-americana.  Durante 12 años fungió como alcalde de Baltimore, Maryland.

Nancy y sus seis hermanos acompañaron al padre en los mítines políticos. Su hermano Thomas D’Alessandro III, siguió en la política y también fue alcalde de Baltimore.

En 1963, Nancy se casó con el empresario inmobiliario Paul Pelosi. Esto provocó que su carrera política se detuviera, tuvo cinco hijos y 14 años después se mudaron a California.

Desde 1987 ha representado al Distrito 12 de este estado, lo que la convierte en una de las personas que mejor conoce el funcionamiento del Capitolio.

De una familia católica, Pelosi mostró su ambición por llegar a los puestos de mayor jerarquía desde pequeña.

Cuando era una niña, mi madre siempre quiso que yo me convirtiera en monja. Yo nunca quise ser una monja, pensaba que podría querer ser un sacerdote porque parecía tener un poco más de poder ahí, un poco más de discreción sobre lo que sucede en la parroquia”, dijo en una entrevista con un periódico católico en 2003.

Ya a sus 82 años,  Nancy Pelosi  ha hecho historia en dos ocasiones. La primera fue cuando en enero de 2007 fue la primera mujer en ser la portavoz de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

La segunda fue en 2019, cuando se convirtió en la primera persona mayor de 60 años en presidir la Cámara Baja de Estados Unidos.

Y se debe mencionar que el  presidente de la Cámara de Representantes es la tercera persona más poderosa de Estados Unidos, después del presidente y el vicepresidente.

Hasta que Kamala Harris tomó posesión como vicepresidenta de Estados Unidos, Nancy Pelosi era la mujer electa de mayor rango en la historia de Estados Unidos.

Aunque su proyección política fue en San Francisco, donde se mudó ya casada, Pelosi tuvo que esperar muchos años. La futura representante estudió Ciencia Política en la Universidad Trinity de Washington D.C., un colegio católico para mujeres. Hizo prácticas para el senador Daniel Brewster, un demócrata de Maryland, en los 60.

“Pelosi construyó una reputación por dos fortalezas complementarias: forjar distritos electorales entre los intereses dispares del Partido Demócrata en el norte de California, y como un recaudador de fondos formidable. Esos talentos la ayudaron a impulsarla a la dirección regional del partido y luego, en 1987, la posicionaron bien para ganar un escaño en el Congreso” que ha mantenido desde entonces, indica el artículo de The Guardian. Pelosi tenía entonces 47 años.

Las campañas de Nancy Pelosi fueron pagadas de su propio bolsillo, de la fortuna de su familia. Es decir: debe pocos favores políticos. De acuerdo con medio estadounidenses, la representante tiene un patrimonio de 16 millones de dólares, mientras que su esposo Paul Pelosi poseía 27 millones de activos hasta el 2020.

Sin embargo, esta fortuna ha sido uno de los motivos de ataques de los republicanos en su contra.

Fue en 2002 cuando se convirtió en la primera mujer en liderar a los demócratas en la Cámara de Representantes. En ese puesto fue una de las opositoras más tenaces a la guerra de Irak y al intento de George W. Bush de privatizar la seguridad social.

Bush es un líder incompetente. De hecho, no es un líder. Es una persona que no tiene juicio, experiencia ni conocimiento sobre los temas que ha decidido”, escribió Pelosi en un artículo para San Francisco Chronicle en noviembre de 2004.

Durante la primera mitad del gobierno de Obama, Nancy Pelosi impulsó la Ley de Cuidado Asequible —el Obamacare— así como de las leyes de recuperación económica, como la Ley Dodd-Frank de Reforma a Wall Street.

Fue en 2010 cuando los demócratas perdieron la mayoría de la Cámara en las elecciones intermedias, por lo que mucho de su papel fue tratar de contener los ataques y las obstrucciones de los republicanos al gobierno de Obama.

En 2018, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes. Pelosi encabezaba a una bancada con rostros nuevos, como la neoyorquina Alexandria Ocasio Cortés.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Nancy Pelosi vs Donald Trump

El proceso para destituir a Trump comentó el 24 de septiembre de 2019, después de que un denunciante acuso al presidente de presionar a su par ucraniano para que investigara los actos de corrupción de Joe Biden.

Unos días después, los demócratas rechazaron la retirada de los soldados estadounidenses anunciada por Donald Trump.

En una reunión con los líderes demócratas, Trump llenó de insultos a sus opositores. Después publicó una foto de Pelosi señalándolo, en un intento de mostrarla como nerviosa e inestable.

Pero esto no afectó a la congresista, que  le agradeció la nueva foto de perfil y usó la imagen para mostrar su fuerza contra Trump.

Nancy Pelosi dirigió en dos ocasiones los juicios políticos contra Trump, en 2020 y en 2021. Sin embargo, ninguno de los dos terminó en una sentencia contra el presidente, gracias a la fortaleza de mayoría de los congresistas republicanos.

La representante inició 2021 con su reelección como presidenta de la Cámara Baja por dos años más, a pesar de la resistencia de parte del ala más progresista del Partido Demócrata.

Unos días después, el 6 de enero de 2021, una turba de seguidores de Trump irrumpió en el Capitolio cuando el Congreso sesionaba para confirmar la victoria de Biden.

Su oficina fue una de las más atacadas. Uno de los asaltantes se tomó fotos sentado en su escritorio y robó parte de su correspondencia.

Te puede interesar:

Etiquetas:
Hot Sale Estrella Roja