¡Comparte!

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), lanzó una convocatoria para integrar las Unidades de Género que tendrán como objetivo prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y violencia contra las mujeres dentro de la comunidad universitaria.

Lo anterior, fue uno de los compromisos de la rectora Lilia Cedillo Ramírez durante su campaña de elección, en la cual aseguró que resolvería los problemas principalmente de las universitarias que han estado latentes durante varios años, pues ante una denuncia las han revictimizado y no buscado una solución a los abusos en su contra.  

De acuerdo con las bases de la convocatoria que estará vigente hasta el 11 de enero, las personas que deseen integrarse a las unidades deberán ser del estudiantado, personal académico o del personal no académico o de confianza que se encuentren activos dentro de la institución.

Destaca que deben tener conocimientos teóricos sobre perspectiva de género, no discriminación y derechos humanos, esto acreditado con constancias de cursos, talleres, pláticas u otros, no mayores a tres años de expedición a partir de la fecha de publicación de la presente convocatoria.

Poseer habilidades de sensibilización y formación en igualdad de género, conocer en términos generales, el marco jurídico en materia de derechos humanos y perspectiva de género y los procedimientos de la universidad previstos en el Protocolo Para la Prevención y Atención de la Discriminación y Violencia de Género en la BUAP.

Tener disponibilidad, interés y compromiso para capacitarse de manera continua y permanente como persona orientadora, por los medios que proporcione la Institución o propios y no haber sido persona sujeta de investigación y/o sancionada por alguna autoridad universitaria o externa.

Los interesados deberán enviar un correo electrónico a [email protected] para solicitar y llenar el formato de inscripción correspondiente, adjuntar en formato PDF los documentos que justifiquen el perfil señalado en la base y en caso de no cumplir con lo solicitado tendrán que anexar una carta compromiso donde manifieste que tienen la disposición de capacitarse.

De acuerdo con la BUAP, las Unidades de Género estarán conformadas, como mínimo, por tres personas orientadoras, preferentemente una que represente a cada sector que conforma la comunidad universitaria.

Las personas orientadoras no recibirán ninguna retribución económica

En su conformación, no se favorecerá a ningún género en específico, las personas orientadoras no recibirán ninguna retribución económica y sus actividades no deberán interferir en las responsabilidades académicas o en su jornada laboral y compromisos que tengan con la Institución.

Es preciso señalar que entre las promesas de la rectora, se estipuló que creará la línea de emergencia “Red Lobo-Apoyo” para atender a estudiantes en situación de crisis o con riesgo en su integridad física y emocional.

Para los alumnos de nuevo ingreso, prometió generar acciones de inducción y crear un programa de atención psicológica y orientación emocional.

Etiquetas: