El Confesionario

David Ross, el padre de la fotografía de marketing político

- Foto: Rayas

Por Ray Zubiri /

Platiqué con David Ross Zundel y de verdad que es un placer escuchar el sinfín de historias que tiene de cualquier cantidad de personajes de la política nacional e internacional que han pasado frente a sus ojos y lente de cámara. Toda una vida de retrato fotográfico a presidentes de más de 100 países, gobernadores, legislado­res, artistas, premios Nobel, deportistas y empresarios.

El primer personaje a quien fotografió fue Don Luis Legorreta, presidente del Banco Nacional de México, hace 55 años.

A lo largo de su carrera de 79 años ha desarrollado la técnica del “Do in”, que lo lleva a figuras públicas y hace que su trabajo sea muy bien cotizado, poco regateado y una gran arma para hacer un candidato ganador. La técnica es sencilla: acupresión, para estimular los puntos clave de los centros de energía del sujeto a foto­grafiar y provocar con ello un relajamiento total de facciones, logrando imágenes de alto impacto. Dicho de otro modo, usa drogas naturales: endorfina, dopamina…

Y, ¿CÚANTO CUESTA UNA FOTO DE UN CANDIDATO GANADOR?

En 2009 el gobierno del estado de Querétaro gastó 1 millón 69 mil 500 pesos en servicios de fotografía oficial para el go­bernador José Eduardo Calzada Roviro­sa y en la fotografía oficial de su gabinete en el año 2009.

El martes 23 de abril se filtró una copia de la factura expedida el 29 de octubre de 2009, detalla que la sesión fotográfica estuvo a cargo del fotógrafo David Ross. Mi pregunta quedo contestada, en realidad es una reasignación de recursos, en vez de invertir en un montón de souvenir para regalar a la gente inviertes en una buena foto que te proyectara de una ma­nera positiva en la gente que votara por ti.

Ross es brillante, cursó la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM, la Maestría en Administración y Mercadotecnia en la Universidad de las Américas y una segunda Maestría en Psicología Práctica, en la Universidad Estatal de San José, California. Tiene un gran sentido del humor y un buen conversador es hijo de don Moisés Rosenberg, “Padre del Periodismo Judío en México”. Me pareció interesante la entrevista, sentía el “Timing”, su energía; no sé si me aplico el “Do In” pero seguramente sí, porque antes de iniciar la entrevista platique varios minutos con él; me conto chistes, me albureo y me llevaba de una historia a otra, igual te hablaba de Rigoberta Menchu que de su amigo Carlos Slim quien por cierto es un gran promotor del trabajo de David Ross, pues les ha mandado a sus amigos presidentes de algunos países a sacarse sus fotos con Ross.

Llamado por los estudiosos como “El Científico del Arte de la Imagen” asegura que una fotografía es la diferencia entre empezar a ganar una elección o el inicio de fin de una carrera política, Ross no solo toma fotografías, sino que retrata emociones las cuales envían información al elec­torado para emitir su voto hacia alguien.

Su materia prima es la persona, sus sentimientos, su cara que es capaz de ex­presar 10,000 expresiones y micro ex­presiones diferentes, que pueden ser tan cambiantes como el viento, pues cada una de ellas fluye de acuerdo con nues­tras emociones que son las que confor­man la expresión.

El uso de los filtros o el embellecimiento es algo que no está en la técnica de David, el asegura que el Photoshop solo lo usa para las arrugas, pero de la ropa. Ya que las líneas del rostro inspira confianza, confiabilidad, veracidad y genuinidad: “Los políticos saben lo que quieren comu­nicar, el problema es que no siempre lo lo­gran expresar en una fotografía” los po­líticos no tienen por qué echarle la culpa de decir o hacer pendejadas pero si a su consultor porque usurpa un papel y una responsabilidad fundamental que tiene.

Su técnica va más allá de los parámetros fotográficos, David Ross se involucra de forma personal con sus fotografiados, captando la verdadera esencia de la personalidad y eso ha hecho que hoy quien se diga ser político tiene en su oficina una foto tomada por David Ross Zundel, el maestro de la expresión.

¿Quién le toma las fotos a David Ross? e gusto la que le hizo Raúl Rodríguez gran amigo y fotógrafo poblano de la re­vista Campaigns & Elections México, a quien le gustaría dejarle su legado.

A lo largo de su carrera ha tenido varias satisfacciones, una de ellas fue de Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, en la que me dice que desde pequeña había aprendido a no dejarse retratar, puesto que con la fotografía se robaban el al­ma de las personas.

David Ross Zundel a sus 87 años dice que apenas está iniciando su carrera, además él tiene su figura en el Museo de Cera de la ciudad de México en la sala dedicada a los expresidentes, sin ser presidente.

Aquí puedes ver la entrevista completa: https://www.youtube.com/watch?v=aVOue2-Ha-g

​La columna de esta semana ha terminado pueden ir en paz.

¡Escúchenme! de lunes a viernes de 11 a 12 horas en La Farándula con Ray Zubiri en el 96.1 FM | www.arroba.fm/puebla/ | y escríbanme  [email protected]

COMENTARIOS