Delincuencia

A un año del asesinato de los estudiantes de medicina y el conductor de UBER en Huejotzingo: el líder de la banda está detenido, pero por otro delito

-

Los otros tres detenidos: Pablo Jesús N., Ángel N y Lisset N., se encuentran vinculados a proceso por los delitos de homicidio calificado y robo agravado; sin embargo, todavía está muy lejana la posibilidad de que sean sentenciados

Por Magarely Hernández / @magarelyhl

/
Telegram

Este 23 de febrero se cumple un año de la masacre que conmocionó a todo el estado de Puebla e incluso al país. Tres estudiantes de medicina —dos de ellos originarios de Colombia y uno de Veracruz—fueron cruelmente asesinados junto con el conductor de Uber que los regresaba a Puebla después de asistir al carnaval de Huejotzingo.

 

Por estos hechos, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) detuvo, casi de forma inmediata, a tres jóvenes: Pablo Jesús N., Ángel N y Lisset N., los cuales se encuentran vinculados a proceso por los delitos de homicidio calificado y robo agravado. Meses después, cayó el líder de esta banda, Felipe H.T., alias “EL Pirulí”, quien fue detenido mediante una orden de aprehensión girada en su contra por un asesinato perpetrado el 21 de febrero de ese mismo año en una vinatería del mismo municipio; es decir, por hechos distintos a la ejecución de los cuatro jóvenes.

A estas alturas, el móvil del asesinato todavía no se encuentra definido o, por lo menos, la FGE no lo ha dado a conocer. Recordemos que, en su momento, el fiscal Gilberto Higuera Bernal declaró que horas antes del asesinato, Ximena, una de las víctimas, discutió con una mujer que le intentó robar su sombrero; sin embargo, lo recuperó. El fiscal dejó entrever que este fue el motivo de las ejecuciones debido a que los responsables se ensañaron con Ximena porque fue la que presentó más disparos y, además, el sombrero fue hallado en el domicilio donde se detuvo a los primeros tres presuntos responsables.

No obstante, después el fiscal se retractó y dijo que estos datos fueron obtenidos con las investigaciones, pero nunca se mencionó que fuera el principal móvil.

A continuación, PÁGINA NEGRA te presenta un breve recuento de todo lo que ha ocurrido con este caso:

24 de febrero, el hallazgo de los cuerpos

La mañana del lunes 24 de febrero se reportó el hallazgo de cuatro cuerpos, entre ellos el de una mujer, en inmediaciones del aeropuerto de Huejotzingo. La información que surgió en ese momento señalaba que dos de las víctimas eran originarias de Colombia y que, al parecer, fueron asesinadas en otro punto.

Más tarde, la comunidad estudiantil identificó a las víctimas como José Antonio Parada Cerpa, de 25 años de edad, Ximena Quijano Hernández y Javier Tirado Márquez, ambos de 22 años de edad.

Los tres jóvenes eran estudiantes de medicina. Ximena y José Antonio eran originarios de Colombia y en aquel país conocieron a Javier, también estudiante de Medicina de la BUAP que se fue de intercambio.

Posteriormente, Ximena y José Antonio llegaron de intercambio a la UPAEP y, al coincidir con su amigo Javier en Puebla, decidieron asistir los tres juntos al carnaval de Huejotzingo.

La cuarta persona fue identificada como Josué Emmanuel Vital Castillo, de 29 años de edad, quien laboraba como conductor de Uber. Horas antes del hallazgo, su familia ya lo había reportado como desaparecido.

VER: Ellos son los tres estudiantes de Medicina y el conductor de UBER asesinados en Puebla después de asistir al Carnaval de Huejotzingo

Ese mismo lunes 24 de febrero, la FGE detuvo a tres personas y halló el vehículo del conductor de UBER al interior de un inmueble ubicado en Santa Ana Xalmimilulco; sin embargo, debido a que no contaban con una orden de cateo, no pudieron ingresar al domicilio

Pablo de Jesús, Ángel y Lisset fueron ubicados al interior de una camioneta BMW cerca de la ubicación que arrojaba el rastreo satelital de la unidad de UBER que era buscada por los ministeriales.

Pablo de Jesús se encontraba al interior de la camioneta, la cual tenía placas de circulación de Guerrero, casquillos percutidos, impactos de bala, rastros de sangre y masa encefálica. Ángel y Lisset fueron detenidos cuando salían del domicilio portando chalecos antibalas. Al ser cuestionados por los ministeriales, dijeron que iban a realizar unas compras y aceptaron no ser policías, pero dijeron que usaban los chalecos por seguridad.

26 de febrero, fiscal revela la teoría del sombrero azul

El fiscal Gilberto Higuera Bernal convocó a una rueda de prensa para confirmar la detención de los tres jóvenes y dar a conocer algunos avances de la investigación. Fue en esta conferencia cuando reveló que el posible móvil de la ejecución fue una riña entre Ximena y Lisset por un sombrero azul, propiedad de la estudiante.

Para ese momento, la FGE ya había cateado tres domicilios ubicados en Santa Ana Xalmimilulco y en ellos se encontró el vehículo de Uber en el que viajaban los cuatro jóvenes, pertenencias de las víctimas, como una mochila color negro, el sombrero color azul por el que Ximena tuvo un altercado y unas gafas de sol que portaba durante su estancia en el carnaval. También se encontraron documentos colombianos de las víctimas relacionados con su actividad médica, mismos que intentaron quemar.

VER: Por el sombrero de Ximena inició la riña en el Carnaval de Huejotzingo horas antes que mataran a los estudiantes; ella fue con quien más se ensañaron: FGE

27 de febrero, los tres detenidos van a audiencia

Pablo, Ángel y Lisset fueron llevados ante un Juez de Control de la Casa de Justicia de San Andrés Cholula para su audiencia inicial. La FGE pretendió acusarlos por usurpación de funciones públicas, pero, debido a que Ángel y Lisset no se encontraban al interior de la camioneta al momento de ser detenidos, el Juez calificó de ilegal su detención y fueron liberados en ese momento.

Sin embargo, afuera de Casa de Justicia ya eran esperados por un importante número de agentes ministeriales que los reaprehendieron por homicidio calificado y robo agravado. Pablo siguió con la audiencia y fue vinculado a proceso, pero logró su libertad debido a que no se le impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa y al salir, también fue aprehendido.

28 de febrero, segunda audiencia

Debido a que fueron aprehendidos mediante una orden girada por el Juez, al siguiente día se realizó la audiencia de los tres sujetos acusados, ahora sí, por homicidio calificado y robo agravado.

El Agente del Ministerio Público les imputó los delitos en grado de coautores materiales pues se reveló la participación de más personas.

Durante la audiencia, Ángel y Pablo fueron vinculados a proceso, pero Lisset se tuvo que retirar de la Casa de Justicia porque dijo sentirse mal debido a que estaba embarazada. La acusada fue trasladada a un hospital donde, tras ser valorada, se confirmó que presentaba sangrado, pero por su menstruación, no por un posible aborto.

El 29 de febrero regresó a la Casa de Justicia para su audiencia y también fue vinculada a proceso y enviada al penal de San Miguel.

VER: Esto pasó con los detenidos por el asesinato de los estudiantes de Medicina y el conductor de Uber en Xalmimilulco

5 marzo, mega marcha estudiantil

Miles de estudiantes salieron a las calles de Puebla para exigir justicia por el asesinato de los tres estudiantes de medicina.

El movimiento fue tendencia a nivel nacional con el #NiUnaBataMenos.

VER: EN VIVO: ¡Histórico! Estudiantes salen a las calles de Puebla a exigir más seguridad #NiUnaBataMenos

23 de noviembre, detienen a líder de la banda

Felipe H.T, alías “El Pirulí”, el líder de la banda que mató a los estudiantes de Medicina y el conductor de Uber en Huejotzingo fue detenido por agentes ministeriales.

La FGE emitió un comunicado y presentó a “El Pirulí” como el líder de la banda que está relacionado con más hechos delictivos. Sin embargo, fue capturado mediante una orden de aprehensión girada en su contra por el homicidio de un hombre ocurrido el 21 de febrero de ese mismo año, también en Huejotzingo.

VER: “El Pirulí”, líder de la banda que mató a estudiantes de Medicina en Huejotzingo, está relacionado con más homicidios

COMENTARIOS

Premio Puebla Capital

Premio Puebla Capital