Puebla, 04 de julio del 2022

Estado

Van 59 casas demolidas en San Pablo Xochimehuacan, tras explosión de toma clandestina

Van 59 casas demolidas en San Pablo Xochimehuacan, tras explosión de toma clandestina
- Foto: Agencia Enfoque

Bienes Muebles e Inmuebles inició la formalización con Infraestructura para urbanizar zona donde se reconstruirán las viviendas que sufrieron daños graves

Por Jessica Zenteno / @Jessezenteno /

La Secretaría de Infraestructura del gobierno de Puebla ha demolido 59 de las 64 casas que registraron daños graves tras la explosión de la toma clandestina de gas Licuado de Petróleo (LP) en la junta auxiliar San Pablo Xochimehuacan.

El titular de la dependencia, Luis Roberto Tenorio García indicó que las 59 casas se ubicaban dentro de 54 terrenos que ya fueron totalmente liberados del escombro.

Mientras que 175 viviendas con daños moderados o leves están en proceso de reparación, 55 ya quedaron listas y se liberaron a sus propietarios.

El presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez indicó que el banco de tiro ha recibido en total 566 viajes de seis metros cúbicos y 639 de 14 metros cúbicos de material retirado de la Zona Cero.

El director de Bienes Muebles e Inmuebles, Igor Emilio Ferrer Acuña señaló que han iniciado a formalizar con la Secretaría de Infraestructura el acuerdo para intervenir de manera urbanística el terreno de dos hectáreas donde se podrían reubicar las viviendas que no se volverán a reconstruir en San Pablo Xochimehuacan por estar en zona de riesgo.

VER: Gobierno reconstruirá casas de 80 metros cuadrados a afectados por la explosión en Xochimehuacan

A su vez, la directora del Sistema Estatal DIF, Leonor Vargas Gallegos indicó que en los albergues hay 42 personas que conforman 10 familias y continúan recibiendo alimentos, cobijas y atención médica y psicológica.

En tanto, la titular de la Secretaría de Gobernación, Ana Lucia Hill Mayoral indicó que Protección Civil recibió los dictámenes de siete empresas ubicadas cerca de la Zona Cero, que reportaron que no tuvieron afectaciones estructurales y podían volver a operar.