Puebla, 01 de marzo del 2024

Las maromas de los suspirantes a presidentes municipales de Puebla

Por Arquímides Ríos Andraca / /
Las maromas de los suspirantes a presidentes municipales de Puebla
Foto: Central

inte obrassatanas

En puebla capital, el juego de ajedrez para obtener las candidaturas y posteriormente la presidencia está en su punto más caliente.

BIESTRO: es un político joven y tal vez esa sea su única ventaja, le falta de operación política, ya que al interior de morena aun no consigue los consensos para su candidatura; tiene cercanía con la base 4T, pero su poco contacto con empresarios, comerciantes, jóvenes y otros sectores lo hacen un candidato con poca potencia. Su paso improductivo en la cámara de diputados local tampoco lo favorece. Atacar medios de comunicación, como Periódico Central, el cual, con datos duros y verificables, mostró su poca eficacia al frente de esa cámara. Contestar en Twitter que es una campaña negra, denota su absoluta falta de oficio político; o, al puro estilo de la 4T, tendrá otros datos.

Llegó a la diputación de manera plurinominal, y no es lo mismo pescar en el mercado que en alta mar. Pronto se sabrá si está hecho como candidato para ese reto.

CLAUDIA RIVERA: De estrategia es lo que a ella y su burbuja de focas aplaudidoras les falta aprender. Lo embriagador que es el poder y lo nefasto que es tomar decisiones cuando se está hasta la madre de intoxicados con él, su baja popularidad no la hace una candidata apta para competir. Si logra ganar al interior de morena, su candidatura nacerá muerta, aspirar al Nobel de Literatura y a la reelección tiene la misma probabilidad: “0”. Si su error es no tener un análisis claro y contundente de que ganó como acto de generosidad, porque AMLO estaba en la boleta, aquí se lo decimos.

Ahora estará sola, con MORENA dividido y todos los negativos que pudo conseguir en su gestión, pretende echarse su maroma en suelo jabonoso. Lo que tiene que hacer es terminar su periodo, aprovechar los meses que le quedan, retirarse, lamerse las heridas, construir en los siguientes tres años su siguiente oportunidad política, retirarse es de sabios y sobrios.

EDUARDO RIVERA: se placea como el más deseado del pueblo, no presta, se chocantea, y todo a cambio de que el PAN le deje a su gusto escoger a su Cabildo. Actúa cual liebre, burlándose de la tortuga, con absoluta soberbia; ya está pensando en el color de su silla, en el cuadro que colgara en su despacho, y se le olvida que esto es política y que todos quieren su parte. Le va a pasar como al dueño del balón en la cascara de futbol: piensa que por eso todos lo deben obedecer, y  se va air llorando a su casa con su pelotita, y los demás se pondrán a jugar a otra cosa o con algún balón ponchado.

Ya perdió y sigue perdiendo el tiempo, ahorita es para que ya hubiera pagado el precio de su candidatura y estar construyendo lo que nunca ha tenido: una estructura de tierra eficiente y capaz de garantizarle el gane. Vale la pena recordarle que cuando ganó lo hizo con los recursos políticos del morenovallismo, y de eso solo cenizas quedan.

De los otros supirantes ni hablamos, son de chocolate.

Reconstrucción: la vacuna es indispensable, la pandemia ya nos rebaso, pero aun lo peor esta por venir, hagamos nuestra parte y si ustedes ya saben cual es su parte.