Puebla, 12 de mayo del 2021

Saúl Huerta y la teoría de la conspiración

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
Saúl Huerta y la teoría de la conspiración
Foto: Central

losamantes inte yona

El caso del diputado federal poblano, Saúl Huerta Corona y el abuso sexual que hizo a un menor de edad nos mete nuevamente en el debate del papel y el rol que juegan los medios de comunicación, sobre todo aquellos que han intentado defender al legislador, querer lavarle la cara y revictimizar a un joven de 15 años y su madre.

De entrada, es una pena que los medios de comunicación y periodistas se amparen en la libertad de expresión para cometer ciertos excesos, como incriminar a una familia que ya de por sí, la está pasando mal, que más allá de exigir justicia, de respaldar a estas personas, las tratan de mentirosas.

Es una pena que los medios de comunicación no tomen en cuenta las leyes que regulan o debieran regular lo que publican. Por ejemplo, existe un concepto llamado victimización secundaria que habla precisamente de seguir inculpando a la víctima por lo que le ocurrió, o fabricar teorías de la conspiración en torno a su situación.

Después de esta breve explicación, no hay nada que pueda justificar que el diputado federal de Morena, Saúl Huerta abusara sexualmente de un menor de edad.

Lo hiciste diputado, y debes ser sancionado conforme a la ley.

Y algunos medios de comunicación en lugar de decir que fue un montaje, que le pusieron un "cuatro" al diputado, que una familia quiere sacar ventaja económica, deberían de estar exigiendo justicia y que este señor sea encarcelado.

No, no se trata de linchamiento mediático porque hay audios, hay pruebas y el testimonio de un menor que inculpan a Saúl Huerta, o por qué tendríamos que creerle a este tipo que tiene todos los vicios de la política mexicana y no a un menor de edad.

También está el caso de algunos compañeros legisladores de Saúl Huerta, como el poblano Nacho Mier, quien salió a decir que, si abusó de un menor, lo hizo sin la investidura de diputado y que es un tema de la vida privada de Huerta.

Claro, todos los feminicidios, las violaciones y la violencia de género, se da en la intimidad de las personas, en las cuatro paredes de sus hogares y no por eso dejan de ser delitos.

Es momento de replantear nuestra función como líderes de opinión para no caer en excesos o crear teorías conspirativas.

IEE Puebla

Puebla