19 de Abril del 2021

Vianey García y Roberto Solís, una pareja siniestra de cuidado

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
Vianey García y Roberto Solís, una pareja siniestra de cuidado
Foto: Central

losamantes inte yona

Si eres alcalde de algún municipio que pertenezca al distrito federal número 5, de San Martín Texmelucan como dicha localidad, Juan C. Bonilla, Domingo Arenas, Huejotzingo o cualquier otro, ten cuidado con Vianey García y su pareja sentimental Roberto Solís.

Aguas con ellos dos pues son de cuidado, y más ahorita que andan desesperados porque sienten que sus sueños políticos se vienen abajo. La diputada local ahora quiere postularse para la diputación federal y su pareja quiere ser diputado local por Huejotzingo.

De entrada, ahí hay un conflicto pues los dos quieren tener cargo, algo muy delicado y peligroso para todos los habitantes de la región, y como sienten que cada vez se alejan más sus anhelos de acumular poder político, ahora andan extorsionando y amenazando a los alcaldes.

Si no me creen, vayan y pregúntenle al de Juan C. Bonilla, a quien le pidieron dinero para su campaña a cambio de que Vianey apruebe sus cuentas públicas y no presione en la Auditoría Superior del Estado, para que lo investiguen.

Bueno, con decirles que hasta lo amenazaron de meterlo en la cárcel y harían todo para denunciarlo por daño patrimonial al Ayuntamiento, entre otros delitos.

Está situación ya es conocida ampliamente por algunos alcaldes, pero tanto la diputada local de Morena como el "Gestor del pueblo" se venden como los consentidos del gobernador Miguel Barbosa, y usan su nombre para andar amedrentando a los presidentes municipales.

Y si no creen tanta perversidad, vayan a Chiautzingo en donde viven los hijos y la ex esposa de Roberto Solís, a quien tienen amenazada de muerte y también de quitarle a sus tres hijos, si es que insiste en denunciarlo por maltrato y violencia de género. Con esto también se le cae el discurso a Vianey García de pro-mujer y feminista.

De las cosas que se entera uno. Y yo que creía que con esa carita y esa vocecita no mataba ni una mosca, pero ya vi que de inocente no tiene nada, es todo lo contrario.

IEE Puebla