19 de Abril del 2021

Las divisiones letales de Morena

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
Las divisiones letales de Morena
Foto: Central

losamantes inte yona

Imagino que el problema de un partido como Morena, y tener un líder moral como el presidente, Andrés Manuel López Obrador, es que nunca se pondrán de acuerdo en los temas importantes, y menos para las candidaturas.

Es perceptible a primera vista que los morenistas no saben qué es la unidad, por lo que cada grupo político ve por sus propios intereses y hacen hasta lo imposible por ponerse el pie entre ellos mismos.

No vamos lejos, ahí tenemos a los grupos intentando frenar las aspiraciones de Claudia Rivera, solo porque el municipio de Puebla no pertenece a su grupo político, una gran frustración para quienes están acostumbrados a controlarlo todo, 

Pero el problema de Morena va más allá de eso en estos momentos y es que si no comprenden que todos pueden ganar siempre y cuando permanezcan unidos, perderán de una forma contundente en las elecciones de junio próximo.

Basta con ver la lucha cruenta por la candidatura a la alcaldía de Puebla, pues la puja no está solamente entre Claudia Rivera y Gabriel Biestro. A quienes ven como un aspirante de chocolate a el Chelís, se equivocan.

En realidad, hay tres aspirantes fuertes por la candidatura: Claudia Rivera que ha logrado confirmar su propio grupo político; Biestro que lo único bueno que tiene es el respaldo del grupo en el poder y José Luis Sánchez Solá que está siendo impulsado por Carlos Evangelista y su grupo.

Éste último considera a el Chelís como un candidato bastante competitivo, que pueda ganar la elección sin problema alguno a Lalo Rivera o cualquier contrincante que le pongan encima, pero además con la postulación y triunfo del Chelís, estaría consolidando su propio grupo político al interior de Morena.

Lo malo es que cualquiera de los tres que gane la postulación quedará solo, y no sólo eso, los otros dos grupos políticos lo traicionarán. Se la jugarán con alguien que no sea de su partido y preferirán enterrar el futuro de Morena antes de ver en la Presidencia a sus enemigos internos.

Aunque creo que Claudia y Evangelista aún pueden hacer una alianza o tregua, pero Biestro no es nada confiable, ojalá y que desde el CEN lo manden a la congeladora y lo desactiven, porque de no hacerlo le causará mucho daño a Morena.

IEE Puebla