Puebla, 29 de noviembre del 2021

De la Secretaría de Movilidad a la cueva de Alí Babá

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
De la Secretaría de Movilidad a la cueva de Alí Babá
Foto: Central

losamantes inte yona

Sigo impactado por las revelaciones que hizo la secretaria de Movilidad y Transporte Público, Elsa Bracamonte a Central.

Les juro que desde que estaba haciendo la entrevista, las ideas no han dejado de girar una y otra vez en mi cabeza, ni siquiera he podido conciliar el sueño ante reveladoras declaraciones.

Elsa Bracamonte reveló todo el fraude que se cometió en la dependencia con el programa de conectividad, en el que según se instalarían botones de pánico y cámaras de videovigilancia en las unidades del transporte público, que estarían conectadas al C5.

Pero Guillermo Aréchiga le vio la cara a todo el mundo, cometió un gran fraude en el que intervinieron 21 empresas, de las cuales 13 eran fantasma, el resto estaban ligadas a uno de sus hijos. Entonces, las llamadas de alerta no llegaban al C5 sino a una empresa que lo único que hacía era llamar al 911.

Sí, como cualquier otro ciudadano, quienes operaban estas empresas llamaban al 911 para pedir ayuda y la policía llegaba hasta una hora después a la llamada, cuando se supone que todas las unidades tenían que estar monitoreadas en tiempo real.

Pero Aréchiga no fue el único pillo en esta historia, también el subsecretario de Transporte, Yassir Vázquez, según Elsa Bracamonte, ambos hicieron de las suyas y saquearon a la dependencia, encontraron su mina de oro. Robaron, extorsionaron y cobraron a lo chino.

De ahí se entiende por qué el coraje del gobernador Miguel Barbosa y por qué fueron desalojados por la policía, es más, deberían de agradecer que el robo les salió barato porque con todo lo que hicieron es para que estén tras las rejas y cargando la piedra de la vergüenza.

****

A chis, a chis, los mariachis. Lo que ocurrió en Tecamachalco marcará sin duda la historia reciente de la política poblana. Es de todos conocido que este municipio además de ser un foco rojo de inseguridad también es una arena política, pues ahí reside uno de los grupos que buscará la gubernatura para el 2024, el de los Mier.

Sin duda, la ejecución de los tres agentes ministeriales dará mucho de qué hablar y más de un grupo intentará sacar ventaja de lo sucedido. Si los Mier estaban en el ojo del huracán, ahora tendrán marcaje personal, bastaba solo un pretexto para iniciar la guerra por el 2024, y ya empezó.

En los siguientes días veremos cuál de todos los grupos que busca la sucesión de Miguel Barbosa, incluido el del propio gobernador, será el más hábil y capitalizará este incidente porque ahora el grupo más vulnerable es el de los Mier.

También veremos si es que se levantan de ésta y cómo sortean los dardos que se les avecinan. Yo ya saqué mis lentes 3D para disfrutar de la batalla.

JV

BUAP