Puebla, 04 de diciembre del 2021

Qué siempre sí… PRI le ruega a Doger que se quede

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
Qué siempre sí… PRI le ruega a Doger que se quede
Foto: Central

Los Amantes del Poder

Híjole, ahora sí les falló la estrategia a mis amigos, el presidente estatal del PRI y el coordinador de los diputados locales del tricolor, Néstor Camarillo y Jorge Estefan Chidiac, respectivamente.

Ambos quisieron minimizar la aparición de Enrique Doger en una asamblea de Morena, a lado del coordinador de los diputados federales del partido lópezobradorista y aspirante a la gubernatura, Ignacio Mier Velazco. Y no es para menos, ver a un priista en un evento de Morena, es cosa para encender la alerta.

Pero, por más que quisieron minimizar la acción de Doger, de tacharlo de traidor, sacarlo del PRI iba a ser contraproducente, pues por mucho que no le caiga el exalcalde de Puebla a muchos de sus correligionarios, la realidad es que su figura sigue pesando en el ex partidazo.

Y tanto pesa la figura de Doger en el PRI que, después de unos días, tanto Néstor Camarillo como Estefan Chidiac reaccionaron y tuvieron que sentarse con él, para dar el mensaje tan trillado de la unidad priista, aunque el daño ya estaba hecho y la percepción mediática ya había hecho estragos.

Sobre todo, porque con el paso de los años, y desde 2010, el PRI está enfrentando un proceso de desmoronamiento. Todo inició con la llegada de Rafael Moreno Valle al gobierno, pues desde ahí se empezó a jalar a los priistas.

Y aunque hay nuevas caras, nuevos cuadros, en realidad no están pegando, esta nueva clase política del PRI no está permeando en la sociedad y si ganó, por ejemplo, Lorenzo Rivera en Chignahuapan, fue más por la operación política- electoral que por su trabajo y simpatía.

También tenemos el caso de Karina Romero, que aunque es muy linda y buena gente, hay otras priistas que tienen más conocimientos y trabajo en igualdad de género como para ser la secretaria de Igualdad Sustantiva del Ayuntamiento de Puebla.

El caso es que los peces gordos del PRI siguen pesando, y la mayoría de los cuadros nuevos que tienen un cargo son hijos de papi y mami, viven a la sombra de sus progenitores, mientras que los que sí tienen más audacia y preparación, simplemente no los pelan.

Por eso es que Doger, con todo y que le cae mal a muchos priistas, sigue pesando, y si se va a Morena sería una merma para el tricolor.

Selene Rios

JV

BUAP