Puebla, 18 de octubre del 2021

El berrinche de AMLO

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
El berrinche de AMLO
Foto: Central

losamantes inte yona

Vaya coraje que le hicieron pasar los serranos a Andrés Manuel López Obrador en su visita a Huauchinango; rodará más de una cabeza en la delegación de Bienestar, tal vez empezando por la delegada, Vida Inés Vargas.

Y es que una vez más, los funcionarios federales ,y en especial los ciervos de la nación, jamás contemplaron o midieron la inconformidad de la gente afectada por el huracán Grace.

Por supuesto, siempre piensan que la calidez y simpatía del tabasqueño alcanzan para aligerar todos los desmanes del gobierno federal en el país, pero la realidad es distinta, pues termina haciendo tremendos berrinches.

Pero se les olvida que más allá de la simpatía que tenga la gente por López Obrador o cualquier político, están los intereses y necesidades de las personas, y ahí ni todo el cariño que le puedan tener al presidente sopesa todos sus problemas.

Y, como siempre, las cosas salen a relucir tarde o temprano, pues la gente se inconformó en su visita a Huauchinango para reportar los recursos que según se entregaron tras las afectaciones del huracán Grace. El problema es que no hubo mucho que reportar porque los apoyos nunca llegaron para quienes realmente lo necesitaban.

El gobierno federal, a través de la Delegación de Bienestar, entregó apoyos por 35 mil pesos, pero nadie sabe a cuántas personas, de qué comunidades o sobre qué fueron las afecciones. Vaya, no existe un censo de las personas y comunidades afectadas.

Bienestar no llegó a todas las comunidades, precisamente cuyos habitantes se manifestaron este domingo, porque no les llegó ni un solo peso, nada y aunque López Obrador dio una cara amable y quiso apaciguar a la gente, por dentro hizo tremendo berrinche que salió lleno de coraje.

Por eso les digo que rodarán cabezas, porque se les salió de control el evento, un evento que era solo para que el presidente se parara el cuello, y que al final quedó mal parado. En realidad, los que cargaron con la mayor responsabilidad fueron los municipios.

BUAP