Puebla, 18 de octubre del 2021

De los Mier y alguien más

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
De los Mier y alguien más
Foto: Central

losamantes inte yona

Pues Morena es peor que Big Brother, ya que la reglas en dicho partido cambian todo el tiempo. Y los aspirantes al gobierno del estado, así como el propio gobernador Miguel Barbosa, vivirán los próximos 3 años en plena incertidumbre, comiéndose las uñas o arrancándose el cabello.

Claro, Barbosa por saber quién será su sucesor y si las negociaciones le alcanzarán para colocar a alguno de sus perfiles. Pero los que estarán al borde de la locura son mis amigos, los primos Mier.

Sí, Alejandro Armenta actual senador de la República que lleva desde que asumió el cargo en campaña para el 2024 y Nacho Mier, coordinador de los diputados federales de Morena que espera que su cercanía con López Obrador lo impulse a la candidatura.

Pero hay algo que ninguno de nuestros tres amigos ha medido, y es el hecho de que quien resulte candidato a la Presidencia de la República llevará mano en las candidaturas, además la cuestión de la igualdad de género.

Así la cosa, en Morena se empieza a poner aún más interesante ¡Ay nanita la ranita! Eso estará de color de hormiga; si así ya hay jaloneos y disputas, ya se andan pegando por debajo de la mesa, no quiero ni imaginarme al momento de las definiciones.

Pero en todos los escenarios el que está en más desventaja es Armenta, pues tener como padrino político a Ricardo Monreal no resulta muy oportuno. A quien le vaya mal de los presidenciales, le irá mal en automático a sus alfiles.

Y Ricardo Monreal es el que menos está en el ánimo del presidente de México para ser candidato; en consecuencia, el senador oriundo de Acatzingo también lleva las de perder.

El caso de Nacho Mier es distinto, pues todo dependerá que tan hábil sea para colarse, construir acuerdos, y tal vez meterse al grupo político de Marcelo Ebrard pues solo él o López Obrador podrán ser sus padrinos políticos y, en el caso de primero, amén de lo que diga Barbosa.

Y aquí viene todavía algo mejor: ¿se han puesto a pensar en el escenario que se presentará si resulta la candidata Claudia Sheinbaum?

Empiecen a pensar en la posibilidad porque es la favorita de López Obrador y su postulación dependerá de la consulta de revocación de mandato, pero si resulta ella, se apostará por una mujer.

Y no, no está pensando en su tocaya, Claudia Rivera. Yo les recomendaría que no pierdan de vista el nombre de María Luisa Albores, porque son muy cercanas y ella tiene una gran estructura en Puebla independiente a la que puede construir desde la Secretaría de Bienestar.

También es una de las consentidas de López Obrador. Así que en la disputa habrá al menos tres perfiles con reflectores nacionales, por lo que yo creo que aún le cuelga mucho a este juego de poder.

BUAP