Puebla, 13 de junio del 2021

Errores de campaña 

Por Viridiana Lozano / /
Errores de campaña 
Foto: Central

gu a para irreverentes

El pasado 13 de abril, en la rueda de prensa que da Claudia Rivera y su equipo por la campaña rumbo a la reelección todos los días a las 7:00 de la madrugada, surgió una declaración que nadie se esperaba.  

Liza Aceves dijo que la cuñada del candidato del PAN, Lalo Rivera, Denisse Ortiz tenía una relación con el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

Todos se sorprendieron y en la transmisión puede verse a la alcaldesa, Claudia Rivera y a Leobardo Rodríguez reírse, no sé decirles en qué tono, si de sorpresa, burla o nervios.

Lo que pasó es que se trató de un error del que ni Liza Aceves se dio cuenta hasta que había terminado la rueda de prensa, y todos le preguntaron: “¡Denisse con el gobernador!”

—¡No, con su hijo! — dijo Liza Aceves.

—Dijiste que con el gobernador.

—¡Qué! Ay no, me equivoqué, con el hijo. Se van a casar y al final Lalo Rivera y el gobernador terminarán sentados en la misma mesa.

La declaración ya la había visto toda la prensa y el fragmento de video comenzaba a difundirse. Al medio día, Liza Aceves lanzó un tuit en el que dijo que hablaba de “vínculos existentes entre miembros de la familia del gobernador y candidatos del PAN”.

¿Por qué reveló algo así? Porque de alguna forma tratan de sustentar la teoría de que entre Miguel Barbosa y Lalo Rivera existe un acuerdo para la elección del 6 de junio, y creyeron que el “lazo familiar” ayudaría en la percepción de que es así.

No sé si Denisse Ortiz tenga una relación con el hijo del mandatario estatal, es un asunto privado. Sí sabemos, porque es público, que es empleada del gobierno, trabaja en el DIF en Casa de Ángeles.

Denisse Ortiz desde hace mucho tiempo ha sido la cuñada incómoda de Lalo Rivera. Incluso, en el proceso electoral del 2018, ella apoyó la campaña de Morena en la coordinación de Atención a Organizaciones, siendo el esposo de su hermana el candidato de la oposición a la alcaldía.

Si quieren buscar por ahí el vínculo, o insinuar que ella lo sentó o él le consiguió un cargo en el gobierno, por ahí no va.

En entrevista para CENTRAL, el 20 de enero el gobernador comentó que no se había reunido con Rivera, que hace mucho no lo había visto. En la entrevista que la semana pasada nos dio, Lalo Rivera dijo lo mismo, que en 2018 se lo encontró en una entrevista y cruzaron saludo, nada más.

Creo que no es de eso de lo que tendría que preocuparse el equipo de Claudia Rivera, sino de todos los procesos jurídicos que aún deben enfrentar en su empedrado camino a la reelección.

Ante el órgano electoral hay ya más de 100 denuncias en contra de la candidata, y de todo tipo. Cada palabra, acción, recurso gastado en su campaña es seguido muy de cerca por sus adversarios, los que están en su propio partido.

Son esas las denuncias de las que se tiene que ocupar para evitar que tiren su candidatura o su triunfo, si llega a ganar.

Otra es que los candidatos a diputados locales han decidido no solo evitar hacer campaña a su lado, sino decir públicamente en sus reuniones en las colonias que no están con ella.

Morena hace una contra campaña que le puede salir contraproducente porque lograr el voto diferenciado, lo sabemos, es más que imposible.

IEE Puebla

Puebla