19 de Abril del 2021

Los pripanistas

Por Viridiana Lozano / /
Los pripanistas
Foto: Central

Guía para irreverentes

La fusión del PRI y PAN terminó por unir también a sus indefendibles que eran blancos fáciles de época electoral, para aquello del contraste y la campaña en la que criticas y haces creer que si llegas tú puedes hacerlo mejor.

En el listado de políticos desgraciados seguro aparecen en el Manual para una Campaña Crítica están: Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Ricardo Anaya, Mario Marín y Rafael Moreno Valle, o el morenovallismo, si lo prefieren.

Antes era sencillo, los panistas se agarraban de los priistas y los priistas de los panistas. Pero ahora con la fusión de Va por México no saben en quién basar su discurso. Corren el riesgo de “darse un balazo en el pie” con mucha facilidad.

Ambos ejemplos se pudieron ver fehacientes en el arranque de las campañas a las diputaciones federales. Los candidatos del PRIAN a las diputaciones federales por la capital salieron con un spot de súper flojera.

Caminan por la calle, el sol los ilumina y lo más que atinan a decir es que “Puebla ya no es la misma de antes”.

¿La misma qué?

¿Mejor o peor?

¿La del marinismo o la del morenovallismo?

Luego, ya por la mañana, van todos juntos al Hospital San Alejandro para criticar que Morena “dejó morir la reconstrucción”.

Ahí hay dos errores. El primero es que ellos van a ser legisladores, no delegados federales, ni titulares del IMSS ni presidentes de la República. Los diputados hacen leyes para mejorar la convivencia social y, en caso de ganar, lo más que podrían hacer por San Alejandro es votar un punto de acuerdo pa’ que ya le apuren. Nada más.

Los pripanistas olvidaron otros detalles. Quienes realmente dejaron morir San Alejandro fueron todos los gobiernos antes del actual, que nunca le dieron mantenimiento, por eso cuando tembló quedó inservible y todos sus muebles de los 60´s no sirvieron ni para llenar algún edificio alterno.

En esos gobiernos hay varios del PAN. El de Fox y Calderón, por ejemplo. Otro pequeño detallito es que quien por corrupción no logró edificar de inmediato un nuevo nosocomio fue el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Fue la administración priista la que compró en sobre costo el edificio colapsado de CIMA, que hoy se encuentra en litigio. Eso es lo que no ha permitido que el proyecto avance.

Ya en entrevistas y discursos empezaron a enfilarse un poco en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador y Morena. En contra del presidente mejor evaluado de todos los tiempos.

Así se ve el panorama en adelante. Los candidatos a diputados federales del PRIAN tienen todo un reto en la construcción de un discurso crítico que no termine por pegarle o a Xitlalic Ceja o a Riestra, Ana Tere o Carolina Beauregard.

Con Xitlalic Ceja, el marinismo y el gobierno de peñista.

Con Mario Riestra por completo el morenovallismo y sus hermanos y esposa en cargos de la exadministración.

Ana Tere Aranda con Felipe Calderón y el ala más recalcitrante del PAN.

Tal vez decidan jugarse un piedra, papel o tijera, e irse turnando los golpes. 

Si no, si quieren apostar a la campaña de la “no descalificación y el todo lindo”, no más van a aburrir.

IEE Puebla