Puebla, 09 de diciembre del 2021

El día que Collantes lloró

Por Viridiana Lozano / /
El día que Collantes lloró
Fotos: Central

Guía para irreverentes

En las próximas horas habrán muchos tristes y otros suertudos por los ajustes finales en la entrega de candidaturas.

Ayer tocó el turno de Jonathan Collantes, quien llegó al PRI apenas hace unos meses, le dieron oficina en el Estatal y luego hasta una candidatura a diputado federal.

Muchos priistas estaban sumamente molestos por cómo un recién llegado había escalado tan rápido. Pues parece que la mala vibra funcionó.

Resulta que ayer el INE le notificó al partido que incumple con la paridad de género, así que forzosamente debían quitar a un candidato para poner a una mujer.

Obviamente, el único sacrificable era Jonathan Collantes. La dirigencia tuvo que notificarle que por cuestión de género se quedaba sin su diputación federal.

El neopriista se puso a llorar y pidió que no lo bajaran, pero sus súplicas no funcionaron. Quien competirá entonces por la alianza “Va por México” en el distrito de Ciudad Serdán será Delfina Pozos.

Un “Tigre” de brazos caídos

Humberto Aguilar, apodado “El Tigre”, logró la candidatura a diputado federal por el distrito X por sus contactos nacionales, porque tenía años lejos de la vida política en Puebla.

El panista cree que sus contactos le darán el triunfo por obra divina. No está haciendo campaña y ni generando estructura.

El domingo que se llevó a cabo la maratónica sesión de la Permanente del PAN para la designación de candidatos, tuvo a bien burlarse de todos por tener que trabajar en domingo.

Yo voy a estar en mi casa, haré una carnita asada por si quieren llegar”, les dijo.

Total que ya todos en el PAN saben que no va a mover un dedo por ganar el distrito, porque la encomienda del nacional es que debe ganar, pero ¡cómo!

Selene Rios

JV

BUAP