19 de Abril del 2021

CDI, la trampa perfecta para las víctimas de Roemer

Por Viridiana Lozano / /
CDI, la trampa perfecta para las víctimas de Roemer
Foto: Central

Guía para irreverentes

Andrés Roemer está a punto de ser catalogado un depredador sexual de la talla de Roger Alies o Harvey Westein. Un hombre que usó su posición de poder para acosar y abusar sexualmente de mujeres, hasta ahora más de una veintena.

Alies lo hizo al amparo de la Fox y Westein, bajo la sombra de Hollywood y su productora. Roemer, según lo que han narrado las víctimas, usó Ciudad de las Ideas, su relación con TvAzteca y sus decenas de miles de contactos en todo el mundo que le dieron cargos como ser embajador de la UNESCO.

Fue en 2008 cuando el gobierno de Mario Marín trajo a Puebla el primer “Festival de Mentes Brillantes”, una estrategia de Javier Sánchez Galicia para desviar un poco la atención del caso Lydia Cacho, y tratar de limpiar el nombre del mandatario y la reputación del estado.

Desde entonces y hasta lo presupuestado en la Ley de Egresos para este 2021, los poblanos le hemos entregado a Roemer 439 millones 500 mil pesos del erario para un festival que es usado como trampa para atraer a sus víctimas.,

Claro que resulta tentador y que Andrés puede citar a cualquier persona con el pretexto de Ciudad de las Ideas sin que alguien pueda decir “no”. Estar en el mismo escenario en el que ha estado Steven Pinker, Richard Dawkins, Deepak Chopra y otros muchos investigadores, científicos, políticos, escritores y artistas es de lo más atractivo.

Los ponentes e invitados no solo recibían un pago, tenían todos los viáticos y “exposición mundial” por su participación en el Festival.

Hay que decirlo, año con año la calidad de sus invitados y el diseño del Festival fueron decayendo. Los últimos cuatro tuvieron la misma cama de pelotas, el mismo escenario para la banda de música, los mismos cubreasientos, snacks precarios y mochilas con souvenirs insignificantes. Muy poco ya para quienes pagaban hasta 30 mil pesos por un boleto.

Era evidente que Roemer, con CDI ya muy posicionado, no invertía los recursos en producción ni en atraer grandes ponentes. Total, tenía sus 35 millones de pesos anuales asegurados.

De las más de 20 mujeres que hasta esta semana han dado testimonio de sus abusos, muchos de ellos privados, tres han presentado denuncias formales ante la Fiscalía por el delito de abuso sexual.

De los testimonios que hemos conocido hasta ahora, en tres sale a relucir Ciudad de las Ideas como la trampa de Roemer.

En el primer caso denunciado, la bailarina Itzel Schnaas narra que fue citada por Roemer con el pretexto de incluir un acto suyo en CDI.

También la comunicóloga Talia Margolis, quien fue citada en su casa también con la promesa de un trabajo en CDI. Narró a Ciro Gómez Leyva que, al llegar, fue llevada a un sótano en donde Roemer la acosó.

El mismo modus operandi con la historiadora Susan Croweley, a quien citó en un restaurante y le ofreció ser co-presentadora, luego deslizó su pie por sus piernas hasta llegar a la ingle, “lo empujé y salió volando”, narra la víctima en una colaboración para el portal de noticias SinEmbargo.mx.

Los casos no cesan, día tras día más mujeres narran el acoso del que fueron víctimas.

Uno de los pasos para que esto termine es quitarle al poderoso sus trampas. En el caso de Roemer, su cargo como Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, del cual ya “dimitió” y el festival de Ciudad de las Ideas.

Cada año, el festival sucede entre noviembre y diciembre en Puebla, terminar con él no solo es trabajo del gobierno, también lo es de los ponentes ya confirmados para el 2021 y de las personas, me incluyo, que hemos acudido a aplaudirle.

¡Que caiga!

IEE Puebla