Puebla, 09 de diciembre del 2021

Loranca Vs Central: cuatro años después

Por Viridiana Lozano / /
Loranca Vs Central: cuatro años después
Foto: Central

Guía para irreverentes

En agosto de 2018 recibimos una notificación por parte del Poder Judicial Federal, el magistrado Carlos Loranca había demandado al periódico, a Edmundo Velázquez, a mí y a otros de nuestros colaboradores por “daño moral”.

La razón: la investigación periodística que dimos a conocer en febrero de 2017 en la que revelamos que el magistrado marinista tenía una relación empresarial con Othón Muñoz Bravo, “El Cachetes”.

En Central y Página Negra publicamos en ese entonces que ambos conformaron una sociedad para instalar una gasolinera frente a una escuela en el municipio de Acajete, Puebla.

“Energéticos Muñoz” nombraron a la sociedad anónima constituida en 2015 de la que formaron parte los tres hijos del magistrado: Carlos Eduardo, Karla Esther y Raquel Patricia Loranca Ochoa.

El predio donde construyeron la gasolinera del líder huachicolero era de Loranca, quien lo vendió a Othón Muñoz en solo 450 mil 999 pesos.

La investigación fue sustentada con fotografías y pruebas documentales irrefutables. Aún así, Loranca sostenía que lo habíamos difamado y que, consecuencia de ello, había sido suspendido como magistrado del Consejo de la Judicatura Federal en enero de 2018.

Por eso nos demandó, para sustentar ante el Consejo de la Judicatura su proceso de reinstalación.

El litigio terminó justo apenas este mes, dos años y medio después de habernos enfrentado a un proceso largo y desgastante en el que incluso fuimos llamados a un interrogatorio que hizo el mismo Carlos Loranca, como su propio abogado.

Gracias a nuestro abogado especialista en Derecho Civil y Mercantil, Jesús Salgado, titular del despacho Salgado, Litigio & Asesoría Legal, ganamos el proceso que llegó a la segunda instancia.

No solo eso, este 24 de febrero del 2021, cuatro años después del reportaje, el Consejo de la Judicatura Federal informó a través de un comunicado que decidió destituir e inhabilitar a Carlos Loranca por diversas irregularidades en sus declaraciones patrimoniales de 2014 a 2016.

El magistrado, que navegaba con bandera de “impoluto e incorruptible” no reportó en sus declaraciones patrimoniales cera de 6 millones de pesos, por lo que fue inhabilitado por 15 años, según publicó el CJF.

El diario nacional Milenio, reveló que el sancionado era Loranca y que todo había sido consecuencia de su relación con Othón Muñoz Bravo.

El triunfo es para Central, Página Negra, nuestro abogado Jesús Salgado y por supuesto para Edmundo Velázquez, por razones que prefiero reservar para que él mismo detalle cuando lo crea pertinente.

No solo en el juicio demostramos que habíamos revelado un acto de corrupción, sin el dolo que acusaba Loranca, sino que, además, el Consejo de la Judicatura Federal tomó nuestra investigación y documentos para sustentar el proceso que culminó en la destitución e inhabilitación del magistrado, del EXMAGISTRADO.

Demostramos que en Central y Página Negra el compromiso es informativo y la calidad de nuestras investigaciones.

La justicia tarda en llegar, pero llega. La verdad prevalece siempre.

Selene Rios

JV

BUAP