Puebla, 18 de octubre del 2021

La planilla de Augusta, su boleto para ganar

Por Viridiana Lozano / /
La planilla de Augusta, su boleto para ganar
Foto: Central

Guía para irreverentes

En solo 72 horas, Augusta Díaz de Rivera se convirtió en candidata a la dirigencia de Acción Nacional en Puebla. En un par de horas reunió más de 6 mil firmas y logró inscribirse a tiempo para la contienda, con Marcos Castro como dupla.

Ella va en  contra Genoveva Huerta, en una elección que se decidirá por el voto de la militancia del partido, el próximo 15 de noviembre.

Díaz de Rivera y su grupo, encabezado por el alcalde electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, buscaron consensos para asegurar el triunfo en la contienda interna. Y, así, incluyeron a los grupos más representativos y poderosos en la planilla.

La primera, Guadalupe Cuautle Torres, esposa del alcalde electo de San Andrés Cholula, Edmundo Tlatehui y quien, por ello, ya ha asegurado que su estructura votará por “Tití”, como le dicen de cariño a Augusta Díaz de Rivera.

El grupo de Ana Tere Aranda también está incluido con el “juvenil” José Francisco Rendón Moreno.

Los panistas de Tehuacán tuvieron su posición con María del Carmen Culebro Casas, quien fue coordinadora regional de Sedesol.

También está Jorge Gómez Carranco, como cuota de Puebla capital, pues es cercano al actual líder municipal, Jesús Zaldívar. Además, Gómez Carranco tiene estructura en San Pedro Cholula.

Marcos Castro tiene su propia cuota con la inclusión de Pilar Aguilar Nájera, quien ha sido asesora de las exdiputadas Dolores Parra y Ana María Jiménez, y fue jefa de Vinculación Estratégica en la Secretaría de Bienestar del Ayuntamiento de Puebla.

Eulogio Salas Hernández entra como cuota de la Sierra Negra; y por último Juana Aguilar Hernández, quien es la mamá del consejero estatal Pepe Sánchez, que antes estaba en el equipo de Genoveva Huerta, como su secretario de Fortalecimiento.

Todos ellos representan la estructura que busca arrasar con los votos de la militancia.

Lo único que le queda al equipo de Genoveva Huerta es intentar detener el registro de “Tití” y Marcos Castro. ¿Cómo? Pretextan que no pueden competir porque deben tener sus “derechos partidistas a salvo” y deben sus cuotas al Comité Directivo Municipal.

Esa será la última estrategia de la actual dirigencia para quedarse y se resolverá pronto, porque el 15 de octubre deben entregarse las constancias que los acreditan como candidatos.

Y es que esa ha sido la estrategia del grupo de Genoveva Huerta, fue así como lograron que Ana Teresa Aranda no se inscribiera, porque renunció públicamente al PAN en 2015 y regresó hasta 2018, no le daban los años de militancia que se requieren.

Hoy lo quieren volver a intentar.

¿Logrará ser la única candidata?

Sino no hay más, porque el evento del registro de Díaz de Rivera claramente revela que los grupos se han puesto de acuerdo.

BUAP