Puebla, 18 de octubre del 2021

El acuerdo del 25%

Por Viridiana Lozano / /
El acuerdo lo resguarda Héctor Larios.
El acuerdo lo resguarda Héctor Larios. Foto: Central

Guía para irreverentes

A solo 15 días de que Eduardo Rivera rinda protesta como alcalde de Puebla, las presiones para la repartición de espacios al interior del Ayuntamiento comenzaron a llegar por todos lados. Pero la verdadera rebatinga está en lo que, dicen, se comprometió a entregar al grupo de la dirigente, Genoveva Huerta.

Aquí parece que cada quien entendió o interpretó a su conveniencia.  

El grupo lalista asegura que el compromiso fue incluir a los panistas en el gabinete. Entendiendo por “panista” a cualquiera afiliado al partido.

Bajo esa lógica, Eduardo Rivera cumple.

Son 13 secretarías, digamos que tres deben ser para los militantes del partido. Si de eso se trata, los panistas que estarán al frente son Pablo Montiel, en Gobernación; Enrique Guevara, en Seguridad Ciudadana; Matías Rivero, a la Contraloría; y Augusta Díaz de Rivera, cuya posición está por definirse.

Además, Fernando Cortés estaría al frente de la Coordinación de Comunicación Social y Adán Domínguez en la Gerencia de Gobierno.

Por supuesto el grupo de Genoveva Huerta no lo entendió así. Lo que ellos aseguran que firmaron el 16 de febrero ante el Comité Ejecutivo Nacional fue un acuerdo para que, en caso de ganar, Eduardo Rivera entregará el 25% de las secretarías, directores y jefaturas de departamento.

Según sus cuentas, nada más ni nada menos que 130 espacios.

El 7 de septiembre, Marko Cortés, quien repetirá como dirigente nacional del PAN estuvo en Puebla.

El equipo de Genoveva Huerta digamos que le externó su preocupación porque se cumpliera el acuerdo de la repartición de espacios. El líder les sugirió sentarse a renegociar, igual no es el 25%, pero sí el 10%, algo así les comentó.

Esa renegociación, evidentemente no ha sucedido, y por eso, a unos días de que inicie el gobierno, el acuerdo salió a los medios de comunicación.

Este miércoles en rueda de prensa, Pablo Montiel dijo que no se dejarán amedrentar para la entrega de espacios. Unas horas después, Genoveva Huerta respondió con un comunicado en el que dio “santo y seña” y hasta una foto del día que se “firmó el compromiso”.

Lo que sí es que el debate público sobre la entrega de espacios a nadie le conviene. Este tipo de acuerdos son condenados por la opinión pública, porque se supone que el alcalde debería elegir a los perfiles mejor calificados para cada cargo, y no a los panistas desempleados.

Mientras se ponen de acuerdo, el grupo de Genoveva Huerta ya tiene una lista de quienes, a su parecer, deberían ser contemplados en el Ayuntamiento, entre ellos están:

Eduardo Morales Garduño, Oscar Pérez Córdova, Fernando López, Violeta Reyes, José Miguel Castillo, Mercedes Bulás, y Liz Thomé.

Digo yo, si ya lo hicieron público, pues también saquen el documento firmado y nos quitamos de problemas.

Porque al final, ese papelito, que resguarda Héctor Larios, es el que nos sacará de dudas.

BUAP