Puebla, 09 de diciembre del 2021

En Huauchinango la ley es de los detenidos

Por Edmundo Velázquez / /
En Huauchinango la ley es de los detenidos
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

La falta de capacitación, y quizá hasta la corrupción, son las principales fallas de los Ministerios Públicos en el municipio de Huauchinango, Puebla.

Varias quejas, desde hace meses, han llegado a quien esto escribe desde la sierra norte.

Quejas que también se han hecho llegar al fiscal Gilberto Higuera Bernal, y que simplemente no tienen eco.

La más reciente queja provocó que un proceso estuviera mal integrado y que el juez Celestino Martinez Bones, titular de la Región Judicial Norte con sede en Huauchinango, liberara al ladrón de una camioneta.

La víctima del robo de una camioneta vio salir en libertad a quien le robó horas días su vehículo.

Esta víctima de robo con violencia culpa a la agente del Ministerio Público, María Luisa Ayometzi Andrade, ya que fueron omisiones de esta servidora pública las que provocaron la libertad del asaltante.

Durante el desarrollo de su proceso, la víctima notó no solamente anomalías si no la falta de capacitación y hasta posibles actos de corrupción, por tantos “errores”.

María Luis Ayometzi no integró debidamente la carpeta de investigación del caso, a pesar de tener al detenido en flagrancia y todas las inconsistencias provocaron que el juez, Celestino Martínez Bones no dictara el auto de vinculación al proceso por el delito de robo de vehículo agravado.

“La Ministerio Público no integró debidamente la carpeta de investigación por lo que uno hace suponer que no realizan bien su trabajo; en ellos recae responsabilidad por acciones y omisiones en cada caso y en el mío, fue muy marcada la escasa o nula sensibilidad por parte de la ministerio publico María Luisa Ayometzi Andrade, quien demostró diversas fallas durante el proceso”, nos dijo la víctima, quien teme represalias del ladrón e incluso de las autoridades por lo que solicitó el anonimato.

La víctima asegura que una de las fallas evidentes de la agente del Ministerio Público fue abandonar el caso incluso en la audiencia de juicio oral. Se le negó un asesor jurídico, tampoco se le apoyó con un psicólogo del área de Atención a Víctimas de la Violencia y mucho menos se le resguardó con elementos de Seguridad Pública para evitar que fuera nuevamente agredida por el asaltante recién liberado.

Vaya, la víctima no tuvo acceso a una copia simple de su carpeta de investigación antes de la audiencia. Fue hasta una hora después de que liberaron al asaltante que el documento le fue entregado, ya cuando era muy tarde.

Así la integración de los expedientes y el apoyo a las víctimas en Huauchinango.

Como ya lo dijimos, esto ya lo sabe el fiscal Gilberto Higuera Bernal.

La pregunta ahora es si pondrá orden entre sus agentes del Ministerio Público en la Sierra Norte porque como este caso ya hay varios.

Y también sería bueno que el Poder Judicial revisara el actuar del juez Celestino Martínez Bones ya que, ante las carencias de los agentes de Fiscalía, alguien debería de pensar en las víctimas.

Porque parece que la ley solo se aplica a favor de los detenidos. 

columnaInterior

Selene Rios

JV

BUAP