20 de Enero del 2021
Contagios
54,845
Muertos
6,765

La riña del Día de los Santos Inocentes en San Miguel

Por Edmundo Velázquez / /
La riña del Día de los Santos Inocentes en San Miguel
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

El 28 de diciembre del 2020 hubo quien jugó al Día de los Santos Inocentes y esparció el rumor de un motín en el penal de San Miguel.

Varios familiares de personas privadas de la libertad acudieron rápidamente. Casi tan rápido como los mensajes de Whatsapp que advertían de un motín.

Hubo una sincronía afuera y adentro, como si todo estuviera pactado, citado y acomodado a una hora, en una fecha y con objetivos perfectamente identificados.

Esa misma noche se identificó a los interno Jorge Leonardo Villegas Paquini y Juan José Sarmiento Limón como presuntos culpables por el homicidio de otro interno, Cristian César Salmerón Gómez.

Además, fueron los principales incitadores de la riña, que no motín, en el centro penitenciario.

El mismo día de la trifulca se dio parte a las autoridades y se informó a los familiares que llegaron al lugar sobre las personas lesionadas.

Además de que se les permitió ver a sus familiares para asegurarse que a pesar de sus lesiones se encontraban estables.

Después, a los lesionados se les trasladó al hospital de Traumatología de la Secretaría de Salud pero se les dio de alta el mismo día, ya que las heridas no eran de gravedad. Y volvieron al centro penitenciarios.

A los seis internos que resultaron heridos se les ha mantenido bajo los estudios médicos necesarios y se les ha permitido mantener visitas de sus familiares.

Pero una mujer, identificada como Juana, madre de Jorge Leonardo Villegas Paquini, uno de los incitadores de la riña, es hasta el momento la única inconforme.

Juana casualmente estuvo entre los familiares que se enteraron el mismo día de la trifulca, y que estuvo afuera del centro penitenciario.

Incluso estuvo muy participativa ante los medios de comunicación, que también acudieron la noche del 28 de diciembre.

Ella aseguró incluso una versión que dista mucho de la verdad y de la versión oficial dada a conocer por el gobierno de Puebla en un comunicado.

Juana parecía interesada en conducir los hechos y plantear una realidad que le conviene a su hijo, quien está relacionado directamente con “Los Toscano”.

Seguramente le suena el nombre de “Los Toscano” porque es el grupo delictivo que también buscó colocar una bomba afuera del penal en 2020.

Juana, a pesar de que ha tenido acceso diariamente al penal para ver a su hijo, ha amenazado a funcionarios penitenciarios e incluso les ha reclamado por haber contenido la riña.

Como si ella y su hijo hubieran perdido aún más con que no hubo motín, como si su plan hubiera salido mal, con todo y que fue asesinado un reo.

Pareciera que la madre de Jorge Leonardo sabe demasiado.

Y si tan interesada ha estado en generar el juego mediático fuera del centro penitenciario, porqué mejor no ir ante las autoridades y declarar sobre lo que sabe de la riña en la que su hijo mató a un hombre.

Incluso hay una carpeta de investigación abierta, así que Juana sería muy útil en las averiguaciones que ya se llevan a cabo sobre la muerte del interno Cristian César Salmerón.

¿O a qué está jugando? ¿Juega a lo mismo que juegan “Los Toscano”?

Puebla GOb