28 de Febrero del 2021
Contagios
71,468
Muertos
9,365

Tony vs Tony

Por Edmundo Velázquez / /
Tony vs Tony
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

El peor enemigo del exgobernador Tony Gali Fayad es el mismo Tony Gali Fayad.

Para conocer el próximo proceso electoral tenemos que remitirnos a lo ocurrido después del 24 de diciembre del 2018.

Tras el accidente aéreo en el que murieron la entonces gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, varios acudieron en torno hacia Tony Gali Fayad.

Quienes se le acercaron, le llamaron, lo buscaron y quienes lo vieron coinciden que su estado era de shock.

Tardó días en reaccionar y tarde comprendió que el grupo político al que pertenecía estaba huérfano. Pero también se negó a encabezar el grupo.

Incluso ordenó a los diputados, que quedaban en desventaja ante el grupo de Morena en el Congreso, votar en unidad para que Guillermo Pacheco Pulido fuera gobernador interino.

Pero le fallaron los cálculos a Tony Gali y el apoyar a Pacheco no le sirvió de mucho.

Con Barbosa simplemente ha tenido las puertas cerradas a cualquier negociación, no importa cuántos mensajes le haya enviado desde todos los niveles de la vida política.

Tony Gali no contaba con que el gobernador Barbosa jamás cedería a sentarse con él.

Y tampoco contaba que el mismo Comité Ejecutivo Nacional del PAN también lo vetaría.

Sí, porque desde el escritorio de Marko Cortés vino también un veto contra Tony Gali y los miembros de su familia.

A oídos del líder nacional del PAN vinieron los reportes de que Tony Gali había mandado a medir en encuestas a sus dos hijos, Tony Jr. y Edy, e incluso a su esposa, Dinorah.

La intención de colar a su familia entre la puja parece que no ha servido de nada, y en el próximo proceso electoral no veremos a nadie del linaje Gali peleando por espacio alguno.

¿La razón directa de Marko Cortés para vetar a Gali y su familia?

Fácil, esa fotografía donde aparece el exgobernador como testigo de honor en la primer boda de lujo de la 4T, cuando César Yáñez, el principal asesor de medios de Andres Manuel López Obrador, se casó con Dulce Silva en el Centro de Convenciones de Puebla.

Marko Cortés no perdonó entonces y no perdona hasta ahora que Tony Gali sea tan cercano a la 4T, y menos que tenga línea directa con la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Aunque a Gali, y al país, de poco le ha servido Sánchez Cordero.

Si se preguntan qué papel jugará Gali y su grupo político en las próximas elecciones donde tendremos a ese Frankenstein llamado PRIANRD, la respuesta es: Ninguno.

Porque, como ya dijimos, parece ser que más allá de Marko Cortés, o el gobernador Miguel Barbosa, el peor enemigo de Gali, es él mismo.

Premio Puebla Capital

Premio Puebla Capital