Puebla, 04 de diciembre del 2021

Tobón: corrupción a la vista en Peritos de la SSC

Por Edmundo Velázquez / /

Cuenta hasta diez

Parece que un rostro incorruptible de una Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla Capital está lejano con María del Consuelo Cruz Galindo como su titular.

Nombres que en un pasado sonaban a corrupción están de regreso.

Y eso vino con el cambio de agentes del área de Peritos de Tránsito que comenzó ayer y que cayó como balde de agua fría por los personajes que retoman estos espacios.

20 agentes de Peritos de Tránsito Municipal de Puebla Capital fueron enviados de último minuto a las filas de la Policía Municipal.

Y ahora ya hasta hay fila para mucho ex mandos medios y uniformados que fueron castigados en áreas administrativas vuelvan, con todo y sus malas mañas, a Tránsito Municipal.

Porque hasta parece que el Ayuntamiento de Puebla ahora busca que, nuevamente, el área de Tránsito y Peritos se vuelvan la caja chica.

Por lo pronto hay que refrescar la memoria de quién es el nuevo jefe del Departamento de Peritos.

Se llama José Alberto Tobón Elvira, quien fuera el chofer de la ex Directora Jurídica y ahora Secretaría, María del Consuelo Cruz.

Parece que Chelo Cruz ya lo premió por ir a traer a sus hijos a la escuela y lo eligió sin saber qué realmente es una persona sin preparación.

Es el único perito que tiene quejas en Asuntos Internos, que es indisciplinado quien lo conoce sabe que los fines de semana trabajaba desde su casa. ¿Lo habrá checado doña Chelo?

Cuando personal de Seguridad Pública le entregaba un choque el señor era prepotente con los compañeros y los humillaba ante los ciudadanos, hablaba con sus amigos los mandos y los dejaba arrestados.

Hace poco retó a los golpes al señor que le hacía la limpieza en su oficina amenazándolo en ponerlo a disposición por robo, nada más porque no le lavo bien el carro.

Cuando estaba de titular las puestas a disposiciones las hacían sus auxiliares porque “él no tenía tiempo”.

Pero así como no sabe ordenar siendo mando, también su léxico es fatal. Hasta parece que habla con faltas de ortografía. Y bueno qué podemos decir de la forma en la que escribe los reportes. Es un verdadero dolor de cabeza.

Y ahora, vuelve recargado, cortesía de la secretaria Chelo Cruz.

Prendan sus veladoras, ciudadanos poblanos, no vaya a ser que les toque toparse a este señor en las calles.

Selene Rios

JV

BUAP