Puebla, 04 de diciembre del 2021

Un polvorín llamado Atlixco

Por Edmundo Velázquez / /
Un polvorín llamado Atlixco
Foto: Central

Cuenta hasta 10

Hay ocasiones en que no sabes qué es peor, el remedio o la enfermedad.

Antonio Hernández Pacheco, el nuevo titular de Seguridad Pública en Atlixco, parece que vino con una poderosa recomendación.

Pero sin el talento necesario para arreglar un municipio que está muy caliente.

Sí, el panista Guillermo Velázquez parece que se esmeró en dejar Atlixco en ruinas.

Día tras otro había ejecuciones, cadáveres embolsados, el narcomenudeo se fue a las nubes y el Ayuntamiento con Velázquez al frente no hizo nada. Solo fueron reactivos y jamás encontraron una fórmula para detener el avance de la delincuencia.

Atlixco dejó de ser ese paraíso con el mejor clima del mundo.

Por eso, la tarea de la presidenta municipal de extracción morenista, Ariadna Ayala, es una verdadera odisea.

En una semana, la primera de Arianda Ayala en Atlixco, ocurrió una balacera en Huilotepec, varios robos de vehículos, un hombre apuñalado durante una riña y otros tantos delitos que no se llegaron a denunciar pero que trascendieron en medios de comunicación.

En el municipio hay quejas porque, además, no ha habido reportes puntuales de lo que realmente ocurre, por lo que también se está acusando de maquillar la situación de la primera semana del gobierno municipal.

Si volteamos a ver el perfil que se colocó en seguridad del municipio tampoco hay gran esperanza.

Antonio Hernández Pacheco es un ex guardaespaldas y su mayor logro es haber pasado de ser uno de los allegados del ex jefe de la Policía Judicial, Adolfo Káram Beltrán, a ser parte de los Delfines en tiempos de Rafael Moreno Valle Rosas.

La mayor preparación de Hernández Pacheco fue como parte del extinto Grupo Zorros, y fue agente ministerial. Es más, es uno de los hombres que estaba cerca de Karam cuando fue grabado en la confrontación con la llamada Procuradora de Hierro, Blanca Laura Villeda. Sí, ese video del “Yo soy la procuradora, pendejo”.

Y aunque había abandonado el servicio público porque después de ser parte de Los Delfines se había perdido su rastro, revivió en Atlixco. Pero ¿puede con el paquete?

En la primera semana de gobierno no ha dado el ancho. Vamos a ver cómo evoluciona el municipio, pero la cosa no es sencilla. Ariadna Ayala llega con ese pronóstico del bono democrático a Morena. Esperemos que eso le alcance y que el pueblo no se le incendie.

Porque pareciera que su titular de seguridad pública tiene la estopa y el cerillo encendido para iniciar las llamas. 

Selene Rios

JV

BUAP