Puebla, 04 de diciembre del 2021

Vividores del arcoíris

Por Edmundo Velázquez / /
Vividores del arcoíris
Foto: Central

Cuenta hasta 10

En Puebla, existen activistas que aparecen solamente en épocas electorales.

Nunca los ves metidos en propuestas o encabezando foros.

No, más bien aparecen cada que pueden sacar negocios inventándose alguna marcha –así haya pandemia– o cada que hay un candidato se dan su vuelta para ver qué ganan en el río revuelto.

Así es. Usualmente aprovechan la inexperiencia y desconocimiento en quién es quién en la comunidad LGBT+ en Puebla para colarse.

Y así ha pasado recientemente con el Departamento de Diversidad Sexual que forma parte de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y de Género del Ayuntamiento de Puebla.

Cuando Claudia Rivera Vivanco era presidenta municipal colocaron en el puesto a Alejandro Pérez, mejor conocido por usar la organización APPS cada que quería influir políticamente en algún tema o cuando andaba buscando chamba.

Él, junto con María José Flores, alias “Majo”, salieron de esta área por utilizar el espacio como su coto, muy pequeño coto de poder, dentro de la primera administración de izquierda en la capital de Puebla.

Claudia Rivera tardó más en perder en las elecciones del 6 de junio del 2021 que lo que “Majo” y Alejandro Pérez tardaron en buscar a Eduardo Rivera para una reunión.

Y lo lograron. Claro, a Eduardo Rivera le venía bien la legitimidad del mal llamado grupo vulnerable. Pero quizá, lo que no le convenía era que “esos representantes” fueran los elegidos para la foto.

Total, que se está conformando ya el gabinete y se están acomodando los espacios en la nueva administración de Eduardo Rivera, y ya aparecieron los personajes de siempre, los vividores del arcoíris.

Si las cosas siguen como van, Alejandro Pérez, creador de APPS, será de nuevo el jefe del Departamento de Diversidad Sexual dentro de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y de Género en el Ayuntamiento de Puebla.

o cual, quizá, podría ser positivo porque un gobierno panista en esencia –pero originado de una coalición plural, en forma– abre las puertas y mantiene la diversidad como algo ya innegable y con su área en específico de atención. Pero lo negativo es que simplemente se coloca, una vez más, un perfil gris.

¿De verdad? ¿Nadie más aplicó para el puesto?

¿O es de plano una cartera que tan poco importa en esta administración que no se buscó a un perfil que pudiera tener una genuina aproximación al movimiento LGBT+ en Puebla?

¿Cuánto nos va a durar este activista en el cargo? ¿Defenderá el área y a los que deben ser los beneficiarios de este espacio o cuidará solo mantener su sueldo?

Sería una lástima que, una perspectiva plural dentro de la administración de Eduardo Rivera, fuera escondida en un rincón polvoso y gris del Ayuntamiento de Puebla. Ojalá no sea el caso.

Selene Rios

JV

BUAP