Puebla, 22 de septiembre del 2021

La ausencia de Los Valencia

Por Edmundo Velázquez / /
La ausencia de Los Valencia
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

Dicen que el silencio comunica mejor.

Los hermanos Valencia, connotados caciques del municipio serrano de Venustiano Carranza de Puebla, pareciera que han tenido en un respiro en su crisis.

Sí, esa crisis legal y política que inició cuando el gobernador Miguel Barbosa Huerta, a través del ahora ex subsecretario de Gobernación, Ardelio Vargas Fosado, envió el expediente completo de todos los hechos ilícitos en los que se encontraban relacionados.

El mensaje era obvio, tenían que desistir de la andanada de violencia a la que estaban acostumbrados.

Despedir a sus pistoleros y evitar cualquier tipo de movimiento gansteril como los que tenían acostumbrados para sembrar el miedo y continuar con el poder en Venustiano Carranza, uno de los sitios más complicados con relación a la seguridad que tiene Puebla.

Hay que decir que la zona de Venustiano Carranza es caracterizada por una fuerte afluencia de transportistas, por la ubicación de negocios ilícitos donde la trata de personas, el tráfico de migrantes y la venta de drogas es usual debido a que es una zona de paso en una de las vías más peligrosas del país, la carretera Méxic-Tuxpan.

Vaya, lo de menos en la región es el abigeato. Eso quedó atrás.

Lo más reciente es la detección del tráfico de drogas químicas y el movimiento y venta de armas ilegales debido a la cercanía con la frontera con el norte de Veracruz, o como obligada ruta hacia Tamaulipas y las ciudades fronterizas con los Estados Unidos.

Así que quizá por eso el mensaje a los Valencia fue contundente.

Su hermana Patricia Valencia se quedó con su curul en el Congreso de Puebla.

Y no duden que tuvo de interlocutora a una Genoveva Huerta, en Acción Nacional, quien últimamente está inquietantemente a las órdenes de aquellos que deberían ser sus máximos enemigos ideológicos en Puebla.

En fin. Patricia Valencia llegó a la curul, pero los que ya no están en Venustiano Carranza son sus hermanos.

Porque legalmente, recordemos, continúan los expedientes abiertos para los hermanos Rafael, Jorge y Vicente.

Debido a esto los hermanos Valencia mejor decidieron abandonar Venustiano Carranza y lo hicieron, casualmente, antes de las elecciones del pasado 2 de junio en Puebla.

Y ocurrió finalmente que Ernesto García Rodríguez, el candidato de MORENA se quedó con el Ayuntamiento, después de que perdió en el proceso electoral del año 2018, cuando se enfrentó a Vicente Valencia Ávila.

Ernesto García Rodríguez, conocido por usualmente encontrarse a la sombra de su hermano Bruno, ahora será el alcalde de esta complicada tierra caliente.

García Rodríguez es conocido como uno de los operadores más movidos de Barbosa en la región de la sierra norte y finalmente gobernará sin que los hermanos Valencia le pongan el pie porque definitivamente ya no se les ve por el municipio.

El pasado 10 de septiembre Paty Valencia ya presumió su asistencia al salón de plenos del Congreso Local para elegir la Mesa Directiva de la próxima legislatura.

 

 

Hasta lo presumió en su Twitter. Y quizá tanta tranquilidad de Paty Valencia se debe a la ausencia de sus hermanos.

¿Se habrán pelado del pueblo como acuerdo?

¿Sería para no importunar a su hermana y dejarla sin problemas mientras se instala como diputada local?

¿Se habrán ido al ver lo grueso de los expedientes que tiene la Fiscalía General del Estado sobre ellos?

¿O simplemente se están resguardando para regresar en años venideros y buscar, que la recién electa diputada local busque la alcaldía y nuevamente se queden los Valencia?

Vamos a ver qué pasa en la ausencia de los Valencia.

PueblaCapital