Puebla, 18 de octubre del 2021

“El Toñín” y sus fans: un amor pagado

Por Edmundo Velázquez / /
Los manifestantes, ni eran fans, ni eran trabajadores, ni eran amigos de “El Toñin”
Los manifestantes, ni eran fans, ni eran trabajadores, ni eran amigos de “El Toñin” Foto: Especial

CUENTA HASTA DIEZ

El amor que le profesan algunos vecinos de Palmarito Tochapan al presunto huachicolero Antonio Valente Martínez Fuentes no es gratis.

Los manifestantes, ni eran fans, ni eran trabajadores, ni eran amigos de “El Toñin”.

Eran pagados.

Para la manifestación que convocó dos días después de que la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal entraran a su rancho en Palmarito Tochapan, los falsos simpatizantes Martínez Fuentes fueron convocados por dos de sus trabajadoras de mayor confianza.

Ambas mujeres convocaron y les pagaron a cada manifestante 150 pesos y una comida para que llegaran al cierre de la autopista México-Veracruz.

Los manifestantes cerraron la circulación a la altura del kilómetro 185 y se encontraban bien organizados con consignas y pancartas en las que aseguraron que el cateo a la casa del presunto líder huachicolero “fue ilegal”.

Todos insistieron en que “El Toñín” es “un noble agricultor y un trabajador que apoya regalando hortalizas a los que más necesitan”.

Claro, les pagaron para decirlo.

Y tan pagada fue la manifestación que jamás aparecieron los simpatizantes de Oaxaca y Veracruz. Tampoco se realizaron movilizaciones a su favor en esos estados.

Porque precisamente los productores de hortaliza que ha convocado “El Toñín” para sus pasadas entregas en la zona metropolitana de Puebla, ya están hartos de que les quite sus productos para regalarlos ya que los ha amenazado constantemente para que suelten los alimentos con los que él queda bien. 

Y aunque también “El Toñín” advirtió que iba a buscar al presidente Andrés Manuel López Obrador, el hecho es que el capo huachicolero tendría que pagar demasiado para una manifestación a nivel nacional.

La manifestación nacional se antoja aún más lejana porque a Martínez Fuentes ya le han advertido de todos lados que cuenta con investigaciones desde el más alto nivel de gobierno.

Y varias de ellas por homicidio. Por lo menos cuatro asesinatos.

A pesar de esto, el presunto capo huachicolero, no entiende que cuenta con amplios expedientes en su contra y busca seguir vendiéndose como un ciudadano modelo.

¿Quién lo asesorará en relaciones públicas?

Sea quien lo sea, no le está diciendo la verdad y tampoco sus videos en vivo ni sus intentos de aparecer como el Robin Hood del Triángulo rojo, le sirven para mejorar su imagen, como lo ha intentado.

Lo cierto es que “El Toñín” cada vez se encuentra más cerca de ser detenido por las autoridades.

BUAP