Puebla, 16 de junio del 2021

Tortura y terror: La Fiscalía en el penal de San Miguel

Por Edmundo Velázquez / /
Tortura y terror: La Fiscalía en el penal de San Miguel
Fotos: Central

Cuenta hasta 10

La investigación y el proceso en contra de 17 detenidos por el escape de Felipe N., “El Pirulí”, del penal de San Miguel, está en riesgo de caerse por la brutalidad y prepotencia de los funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE).

No solamente eso, los agentes de la Fiscalía detonaron un riesgo de motín dentro de San Miguel debido a la manera en la cual ingresaron para asegurar a las personas investigadas, entre ellos el propio director, el subdirector y el jefe de custodios del centro penitenciario.

Tanto familiares de las personas privadas de la libertad como custodios a quienes tuvimos acceso, relataron que cuando comenzó la investigación por el escape del peligroso reo “El Pirulí”, elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) ingresaron vestidos de civil.

Los agentes de la FGE llegaron sin reportar las tareas que realizarían, entraron con prepotencia. Irrumpieron prácticamente.

El personal de la Fiscalía provocó temor y pánico entre la población general del penal, que en su mayoría ni la debía ni la temía por la fuga.

Llegó gritando, insultando y golpeando cuando ingresaron a detener a los directivos y custodios. Detuvieron en total a todos los encargados del turno”, relató un custodio.

Los funcionarios llegaron directamente al dormitorio J, donde horas atrás estuvo preso Felipe N., “El Pirulí”, hasta su escape.

A los compañeros de celda de “El Pirulí” los sacaron a golpes y mientras tanto, desde la explanada del penal, podía verse cómo dentro de las oficinas del centro penitenciario se registraba una golpiza a directivos y policías custodios.

Toda la población, seguridad y custodia ven, cómo ocurrió la golpiza porque las oficinas dan hacia la explanada. Y todas las personas privadas de su libertad vieron desde la explanada cómo los golpearon parejo. Hubo mucha tensión y riesgo de motín. La población en general de San Miguel entró en pánico porque desconocían quienes estaban ahí porque estaban vestidos de civil”, relató el familiar de uno de los custodios de San Miguel.

Los internos de la celda J regresaron, golpeados y torturados. Lo mismo pasó con los custodios y directivos detenidos.

Los familiares de algunos internos de San Miguel se han comunicado por el temor a que los internos se encuentren mal después del ingreso brutal de Fiscalía.

De los detenidos varios presentan marcas en el cuerpo, señales de tortura y se les ha confirmado a través de la aplicación del protocolo de Estambul mediante la Comisión de Derechos Humanos.

Pareciera que la Fiscalía no buscaba investigar, aclarar y encontrar cómo se dieron los hechos para la fuga de “El Pirulí”.

Hoy se espera que se defina la situación legal de los 17 detenidos, quienes con una buena defensa, podrían argumentar y comprobar tortura de parte de los ministeriales ante el juez de control y salir en libertad sin mayor problema.

Pero lo peor es que el actuar de la Fiscalía dejó encendida una chispa de enojo dentro de la población general de San Miguel.

Una chispa que podría ser muy peligrosa y encender ese delicado y latente riesgo de motín.

Periodico Central

IEE Puebla

Puebla