Tragedias

Maquillista se cita con su ligue en un hotel de Puebla y la apuñalan con un cristal roto

- Foto: Especial

La víctima era originaria de Misantla, Veracruz y viajó con su primo político a Puebla para conocer a un hombre al que contactó por redes sociales

Por Edmundo Velázquez / @mundovelazquez

/ Puebla, Puebla
Telegram

Una maquillista originaria de Veracruz, decidió conocer en Puebla a un hombre con el que se contactó en redes sociales, sin embargo, el hombre lo apuñaló con un cristal roto dentro del hotel Isabel del Centro Histórico de Puebla.

La víctima fue identificada como Ale Z., una chica trans de 26 años de edad quien viajaba con un primo político. En entrevista con las autoridades locales, el primo de Ale Z. informó que ambos trabajan como maquillistas en la Ciudad de México, pero son originarios de Misantla, Veracruz.

Al notar que los sitios donde laboran serían cerrados por las disposiciones del gobierno de la Ciudad de México ante la pandemia de covid-19 decidieron ir a visitar a sus familiares a Veracruz, pero Ale Z. le pidió que pasaran a Puebla un día pues tendría una cita amorosa.

El primo de Ale desconocía con quien se iba a citar, pero aceptó y tomaron un autobús a Puebla el 21 de diciembre, llegaron a la CAPU alrededor de las 15:00 horas y se hospedaron en el hotel Isabel, localizado en la calle 5 Poniente #125, frente al Congreso de Puebla.

Después de instalarse en el hotel salieron a buscar de comer y después Ale citó a su ligue en el hotel alrededor de las 17:00 horas, su primo la acompañó y vio que ya se encontraba el hombre en la puerta. Alej ingresó mientras su primo decidió ir al Sanborns de la 2 Oriente.

Después de 40 minutos aproximadamente el primo de Ale decidió esperar en la sala del hotel y pasó otros 40 minutos sentado hasta que escuchó un ruido muy fuerte que salía de la habitación donde estaban hospedados.

Unos segundos después salió el hombre con el que Ale tenía la cita. El hombre tenía la camisa desabrochada y se cubría con una cobija del mismo hotel la espalda, también tenía pantalón de mezclilla y zapatos.

Tanto empleados como el primo de Ale vieron cómo salió corriendo y gritando: “¡Algo pasó! ¡Algo pasó!”. Así se fue sin que nadie lo detuviera.

Los empleados del hotel encontraron a Ale dentro de la habitación tirada en el baño en una gran mancha de sangre. Vestía botas, lencería, una bata y se encontraba boca abajo por lo que no podían apreciarse sus heridas.

Esa área del hotel fue cerrada para el levantamiento del cadáver que se realizó por la noche del 21 de diciembre. Las primeras investigaciones, según fuentes de la Fiscalía General del Estado indican que Alej fue apuñalada en el vientre varias ocasiones con un cristal. 

COMENTARIOS