Tragedias

Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS de Puebla se niega a dar cubrebocas a sus trabajadores

- Foto: Especial

Aunque en dicho hospital supuestamente no atienden a pacientes covid-19, en un solo día tuvieron 5 ingresos con síntomas de coronavirus. Los materiales de protección son negados, a pesar de que los directivos incluso ya dieron positivo a la enfermedad. 

Por Magarely Hernández / @magarelyhl

/ Ciudad de Puebla
Telegram

A pesar de que Francisco Morales Flores, director del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS en Puebla, y la jefa de Enfermería, Patricia Rincón Lorenzo, dieron positivo a covid-19, los trabajadores de dicho hospital, principalmente enfermeros y camilleros, deben organizarse para comprar por “lote” sus propios cubrebocas, debido a que nadie les quiere dar los insumos bajo el pretexto de que “no es hospital covid”.

VER: Tras dar positivo a covid-19, director de Traumatología del IMSS es hospitalizado en Terapia Intensiva de San José

Sin embargo, trabajadores de dicho hospital, ubicado en la colonia Amor de la capital poblana, explicaron a PÁGINA NEGRA que sí han recibido pacientes que, aunque ingresan por otra situación, presentan síntomas de coronavirus y tienen que ser aislados en un área improvisada del mismo hospital.

A finales de abril, este medio de comunicación informó que, al menos, cuatro trabajadores resultaron positivo a covid-19 y varios se fueron tras presentar síntomas. Antes de que se registraran estos casos, recibieron a un paciente que tuvo un accidente automovilístico, pero también  presentó síntomas de coronavirus. Aunque le realizaron la prueba, falleció y a los trabajadores nunca se les informó el resultado de la misma.

Los trabajadores prácticamente tuvieron que rogar insumos para su protección, tales como cubrebocas de calidad pues, aunque los directivos se empeñaban en asegurar que no era un hospital covid-19, sabían que en cualquier momento les podía llegar un paciente que estuviera infectado y, tal vez, ni él mismo lo sabía.

El 16 de mayo, PÁGINA NEGRA informó que un camillero de dicho hospital falleció tras estar hospitalizado en La Margarita, en el área de covid-19. Posteriormente, publicamos el testimonio de Miguel Portal, un enfermero del mismo nosocomio que se contagió mientras trabajaba y estuvo más de 15 días en Terapia Intensiva de San José.

VER: Fallece camillero del Hospital de Traumatología del IMSS; estuvo hospitalizado en área covid-19 en La Margarita

Con estas publicaciones, se ha dado cuenta solo de algunos casos presentados en el hospital “no covid”, pero a los directivos parece no importarles a pesar de que el propio director se infectó.

Mientras que para los trabajadores no hay cubrebocas, en cuanto Morales Flores presentó síntomas, de inmediato fue aislado; se le tomó la prueba y una tomografía para verificar el estado de sus pulmones.

Lo mismo ocurrió con la jefa de Enfermería y al sub director, Nicolás Manilla, quienes también dieron positivo.

El personal denunció a este medio de comunicación que días antes de que el director diera positivo, subió a las áreas del hospital a realizar una supervisión. El personal de enfermería aprovechó para solicitarle cubrebocas pero obtuvieron por respuesta un no.

Morales Flores dijo que el semáforo ya no estaba en rojo y no eran necesarios. Después, confirmó en sus redes sociales que fue positivo a covid-19.

Cuídese mucho, doctor y le deseo una pronta recuperación. Al mismo tiempo, una reflexión de lo importante que somos cada uno de los que integramos este equipo de salud, es tiempo de meditar en los equipos e insumos que nos proporcionan”, le escribió un trabajador en sus redes sociales.

Pero esta situación pareciera que no le importó a nadie. Los directivos ya están siendo atendidos y, evidentemente, no se han presentado a trabajar mientras que los médicos, enfermeros y camilleros siguen mendigando cubrebocas.

Los trabajadores detallaron a este medio que, en un solo turno, tuvieron 5 pacientes que presentaron síntomas de covid-19 por lo que fueron aislados. Sin embargo, antes ya habían sido atendidos por el personal, quienes no contaban con la protección necesaria.

Tal vez por sugestión, miedo o porque sí adquirieron el virus, algunas enfermeras presentaron dificultad para respirar y nadie las quiso atender.

Incluso, fueron a ver al médico que se encuentra en estos momentos al frente del hospital y de inmediato les dijo: “si vienen por incapacidad de una vez les digo que yo aquí no las doy, vayan a su clínica”.

También les dijo que no era un hospital covid-19 y no tenían por qué atenderlas, a lo que las afectadas le reprocharon que, si no era un hospital covid-19, por qué a los directivos incluso hasta se les realizó la prueba ahí mismo.

La indiferencia no terminó ahí. Después de que sus representantes sindicales lograron que se les tomara la tomografía, tuvieron que soportar las groserías de la doctora del turno vespertino, que se encontraba en el cuarto tomógrafo.

Narraron que antes de que ellas ingresaran, el personal de rayos x le recomendó a la doctora, cuyo nombre no ha querido ser revelado, que primero pasara a las compañeras porque iba a ingresar una paciente que, ya daban por seguro, era positivo a covid-19.

La doctora las miró, se burló y dijo: “¿pues no dicen que ya tienen covid? Que se esperen”.

Efectivamente, las hizo esperar y primero pasó a todos los pacientes sospechosos.

Si así nos tratan a nosotros que somos compañeros del hospital, ¿qué se esperan los demás?”, reprocharon.

Varios trabajadores que tuvieron contacto con estos pacientes han tenido que pagar sus pruebas, porque en el hospital nadie responde por su situación. 

Este es el mapa interactivo de CENTRAL que muestra los contagios en Puebla por municipio:

COMENTARIOS

Gobierno de Puebla

Gobierno de Puebla