25 de Noviembre del 2020
Contagios
40,593
Muertos
5,256

El caótico regreso a clases a distancia

Por Yonadab Cabrera Cruz / /
El caótico regreso a clases a distancia
Foto: Central

losamantes inte yona

Lo dije desde hace unas semanas y lo sostengo, lamentablemente el modelo educativo a distancia que implementó el gobierno federal ha resultado un fiasco, por más que padres de familia y profesores se esfuercen en dar lo mejor de sí, este programa estuvo mal planeado desde un inicio.

Y estuvo mal planeado por una sola razón: López Obrador se negó a ver la realidad del país y jamás quiso contemplar un escenario en el que, a estas alturas, el Coronavirus siga cobrando víctimas en México, sigan los cientos de contagios por día y las pésimas condiciones para regresar a las aulas.

Una vez más se aferró a sus ideas, así como al hecho de demostrar que es un gran presidente. Ahora, esta mala planeación la están sufriendo padres de familia, niños y profesores. Nadie entiende en qué se basaron para hacer los programas, los maestros no saben cómo empatar estos programas con sus clases y los padres de familia están haciendo un gran esfuerzo para apoyar en todo momento a sus hijos.

Hasta el momento, ningún amigo maestro, padre de familia o estudiante, ha hecho un comentario positivo de las clases a distancia; todos son acerca de la pésima organización, lo mal que están las clases y que los niños no aprenderán.

Y cómo van a aprender educación artística si les ponen en la televisión a un muchacho tocando flauta o a uno tocando guitarra, y otros más cantando. Cómo los profes van a retomar estas dos muestras de artística para hacer sus propias actividades, aún no se lo explican ni tendrán idea.

Al final del día, los únicos que pagarán los platos rotos y la mala planeación de un gobierno que se niega a preveer y planear, son nuestros niños, mientras que los maestros ya no tienen horario, están de tiempo completo, hasta fines de semana para resolver dudas y viajando para entregar materiales didácticos.

Los padres de familia tienen que sortear su tiempo para trabajar, atender a los hijos y sentarse con ellos a ver las clases, enseñarles, guiarlos y seguir con la vida. Ahora imaginen a las personas que tienen más de un niño.

Lo que se vivió en este primer día de clases debe ser una alerta para las autoridades, ojalá que ahora sí la atiendan y no omitan lo que sucede como en otros muchos temas.

Central lamenta