05 de Diciembre del 2021

La toma del Congreso de Puebla

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri
Yo, lo he dicho antes, estoy a favor de la despenalización del aborto ya. Sostengo que es un problema de salud pública y que actualmente solo las mujeres con recursos económicos pueden interrumpir su embarazo de una forma segura.

Las que no, se practican abortos clandestinos que ponen en riesgo su vida o se convierten en madres a muy corta edad, por producto de violaciones, muchas veces, hasta por parte de algún miembro de su familia.

Aunque la violación esté entre las causales para la interrupción del embarazo, el proceso para lograrlo es tortuoso. Imagínense, si poner una denuncia por un robo de celular te lleva dos días, lograr que te concedan abortar, no es factible.

Con la aprobación, además, se lograría que existieran clínicas privadas para llevar a cabo los procedimientos, como sucede en la Ciudad de México. En fin.

Ayer por la tarde cinco mujeres ingresaron al Congreso de Puebla. Los diputados no estaban porque siguen legislando a distancia, subieron al área de sus oficinas y colocaron una manta a favor de la despenalización.

A la par, “tomaron” las instalaciones de Radio BUAP y desde ahí anunciaron la toma pacífica de la sede del Palacio Legislativo, en donde advirtieron que permanecerán hasta que sea avalada la interrupción legal del embarazo.

Presentaron un pliego petitorio en el que exigen el incremento del presupuesto para prevenir y atender la violencia contra las mujeres, además de otras solicitudes como que se pueda elegir libremente el orden en el apellido de los hijos.

Dijeron que permanecerían en el Congreso, pero las instalaciones de la Radio no, esas las dejaron en cuanto terminaron de leer su pliego.

Otras, se apostaron en la entrada al Poder Legislativo, que está en el Centro Histórico de la capital. Colocaron también una manta. En radio ya habían convocado a más mujeres a llegar a la manifestación, pidieron casas de campaña y cobijas.

Esta ala de los varios grupos de feministas que existen en la entidad no logró la convocatoria esperada. Para las nueve de la noche solo estaban unas seis mujeres afuera que colocaron su casa de campaña para pasar la noche.

A las que lograron entrar permanecerán adentro, acompañadas por la diputada de Morena, Estefanía Rodríguez Sandoval, les dieron unas cobijas y se quedaron en uno de los salones del segundo piso.

No acudieron más grupos feministas al llamado y, al parecer, esto sucedió porque se dieron cuenta de la politización del mismo. En su discurso, la Coordinadora Feminista de Puebla pidió una mesa de diálogo en la que participara un representante del Ejecutivo, de la Fiscalía, los rectores de la BUAP e Ibero, y la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera.

La primera en llegar fue la secretaría de Igualdad Sustantiva, Catalina Pérez Osorio y Liza Aceves, la secretaria General del Ayuntamiento. Les ofrecieron entrar, pero dijeron que no hasta que hablaran con la alcaldesa. Llegó Rivera y las puertas se cerraron.

Esto dio al traste con todo, porque la lectura fue una venganza política en contra del presidente del Congreso local. La convocatoria se cayó y algunas que ya se congregaban afuera del Legislativo se marcharon.

Al final, la alcaldesa de Puebla no tiene injerencia en la legislación del aborto, ni en que haya más recursos para la protección de las mujeres. Ninguna.

Luego, en el discurso dijeron que el gobierno “en lugar de estar persiguiendo a la BUAP atendiera la violencia contra las mujeres” ¡plop!

La causa es de las más importantes, pero la forma en cómo se llamó a la toma del Poder Legislativo, al parecer, no fue adecuada ni medida para un impacto correcto.

Los diputados legislan a distancia así que la presencia de las feministas no impedirá que sigan trabajando. Entiendo que los diputados de Morena están dispuestos a avalar la despenalización, pero que querían hacer el menor ruido posible y colgarse ellos por completo la medalla.

Hacia afuera, la percepción puede ser de no apoyo a la despenalización, cuando en realidad los colectivos feministas no acudieron por otras razones.

Eso sí, sean una o 20, las feministas ya están dentro de la sede y va a ser difícil que salgan, además la convocatoria puede no estar totalmente perdida, es un polvorín que en cualquier momento puede estallar como con la toma de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Pero ¿y si ya despenalizan el aborto y terminamos con esto?

Puebla GOb

Puebla GOb