25 de Junio del 2022

Pónganle las golondrinas a la Tía Lulú

Por Edmundo Velázquez / /

Cuenta hasta diez

Tómelo con sus reservas, pero la tarde de este martes 10 de marzo se celebró una reunión entre la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco y los regidores de su cuerpo edilicio.

Entre los temas a tratar vino una noticia que muchos esperaban como mosquitas sobando sus patitas sobre el excremento.

La salida de María de Lourdes Rosales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana fue anunciada durante esta reunión.

De hecho se volvió el punto más importante.

Y luego corrió el dato en redes sociales.

Y a decir de los comentarios vertidos por la propia alcaldesa, la salida de la funcionaria era inminente.

Como plazo fatal, Claudia Rivera Vivanco planteó el próximo viernes 13 de marzo para que fuera el último día de María de Lourdes Rosales en la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Parece que se buscaba un chivo expiatorio a la inseguridad en Puebla y definitivamente a nivel estatal ya se habían dado cambios.

La medida se tomó después de una reunión entre el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y la alcaldesa Vivanco.

Esta reunión ocurrió el sábado 7 de marzo y en ella se pactó que incluso el relevo de María de Lourdes Rosales sería una persona recomendada por el flamante asesor de seguridad de Barbosa, Ardelio Vargas Fosado.

Basta decir que Raciel López Salazar, quien fue nombrado apenas hace unos días como director de Seguridad Pública Estatal en relevo del almirante Miguel Ildefonso Amézaga, fue también una recomendación directa de Ardelio Vargas Fosado.

La decisión de Claudia Rivera, dicen fuentes muy cercanas a ella, nació después de esta reunión con Barbosa.

¿Qué habrá ganado la alcaldesa a cambio de entregar uno de los nombramientos que más protegió durante su administración?

María de Lourdes Rosales comenzaba a dar resultados después de la reorganización de polígonos y los cambios de algunos mandos.

Incluso algunos de sus grupos policiacos se volvieron la piedra en el zapato de las bandas del narcomenudeo en Puebla.

Como lo digo, tómelo con sus reservas pero parece que la decisión ya está tomada.

Claudia Rivera cedió al fin en esta pieza de su tablero de ajedrez.

¿Qué pasará después? ¿Habrá algún enroque para darle salida digna a la Tía Lulú, como ya muchos la llamaban?

Si me preguntan a mí, para los niveles de violencia y criminalidad en la que se encuentra ya la capital poblana dudo que un cambio a estas alturas refleje resultados inmediatos.

¿Quién será el recomendado de Ardelio Vargas Fosado para la capital de Puebla?

¿Es Vargas Fosado la mano que mece la cuna detrás de la seguridad de Puebla en el estado y la capital?

¿Qué súper policía nos mandarán?

Hagan ya la quiniela y mándenle el mariachi y los tequilas a la Tía Lulú.

Puebla GOb

Puebla GOb