29 de Mayo del 2022

Carla no está, Carla se fue... (¿Y Jonatan también?)

Por Edmundo Velázquez / /

CUENTA HASTA DIEZ

Jonathan Macías, el director del Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP), no llegó a trabajar ayer jueves 12 de noviembre.

Y ustedes dirán que quizá se le cruzó algún imprevisto, o simplemente no quiso salir.

Quiso hacer home office. Apenas fue papá. Quizá se dio el día y disfrutó de su familia.

Quizá.

Pero el tema aquí es que su esposa, Carla Morales renunció a su puesto en la subsecretaría de Administración de la Secretaría de Seguridad Pública en Puebla.

Carla Morales, una de las más cercanas colaboradoras de Ardelio Vargas Fosado, el principal asesor en materia de Seguridad Pública del gobernador Miguel Barbosa Huerta, renunció el miércoles 11 de noviembre.

Vaya, aplicó el 11:11. No sé si a las once de la mañana, pero renunció a el 11 del mes 11.

Y después de su renuncia vino la ausencia de su esposo.

Y es que pareciera que eso de tener a la subsecretaria de Administración de la SSP casada con el titular del Consejo Estatal de Seguridad Pública, simplemente no sonaba muy bien. No por lo menos a los ojos de la 4T Poblana, que tiene que seguir los cánones impolutos de López Obrador, ¿verdad?

Porque, dicen las buenas y malas lenguas de los pasillos de Casa Aguayo, que la renuncia de Carla no fue voluntaria.

Más bien fue solicitada. O Jonatan seguía en el CESP o Carla en la subsecretaría de Administración.

Por aquello de que no se fuera a prestar el asunto a cualquier señalamiento, como ya alguna vez lo había comentado Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, del portal e-consulta.

En radio pasillo señalan que la renuncia vino sin aspavientos.

Es más, hasta el gobernador, al confirmar la salida de Carla Morales —que le adelantamos en PÁGINA NEGRA, por cierto— ni se inmutó en su rueda de prensa de ayer.

Y pareciera que Ardelio Vargas Fosado pierde un alfil en la SSP.

¿O podrían ser dos?

Dicen que Jonathan Macías tuvo en los últimos días un marcaje personal.

Su secretario particular le fue impuesto por el propio Vargas Fosado.

Y le han hecho la vida un tanto complicada los últimos días. No sé cómo, no me pregunte, solamente eso me dicen mis cuates de Seguridad Pública.

Así que vino la renuncia de Carla, y ayer se ausentó Jonathan Macías.

Quizá hoy tampoco vaya y se agarre el puente, con unos días de descanso junto a su familia.

O quizá de plano no regrese el día martes...

¿Qué estará pasando entonces con el círculo más cercano del asesor de lujo?

¿O son la avanzada? Porque hay quienes juran y perjuran que Vargas Fosado en realidad lo que quiere no es SSP, y busca la Secretaría de Gobernación ahora que manden a David Méndez a competir por algún puesto de elección popular.

Por cierto, ¿por qué habrá desayunado Vargas Fosado el día 30 de octubre con el ex secretario de Moreno Valle, Franco Rodríguez, hace dos semanas en Le Pain Quotidien de Angelópolis?

¿Ya está checando sus movimientos para Segob?

¿O nomás saludaba a sus ex compañeros del fenecido proyecto morenovallista?

Puebla GOb

Puebla GOb