28 de Octubre del 2020
Contagios
37,076
Muertos
4,870

La batalla contra el autogobierno en San Miguel

Por Edmundo Velázquez / /
La batalla contra el autogobierno en San Miguel
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

En este espacio ya hemos tocado la repentina publicación de distintas notas sobre el centro penitenciario de San Miguel, en Puebla.

Muchas de ellas provenientes de cuentas personales de Facebook, otras tantas en publicaciones que solamente aparecen una vez, y otras que se hacen pasar por medios de comunicación serios.

Y pues tanto va el cántaro al agua que retomamos el tema del autogobierno en el centro penitenciario de la capital poblana.

¿Existe o no? ¿Es el Coco? ¿Son los Reyes Magos?

En administraciones pasadas incluso hubo nombres y apellidos de quienes tenían el control del penal.

Sabíamos espacios, montos y excesos. Iban desde el cobro de cuotas hasta extorsiones.

Ahora, para asegurarnos, preferimos entrevistarnos con algunos de los familiares de los internos o personas privadas de su libertad (PPLs, término correcto para referirse a todos ellos).

Acudimos con ellos para hablar y conocerlos al momento de dejarles alimentos y objetos de primera necesidad.

Con la plática de los familiares viene siempre la primera preocupación, la pandemia de covid-19, la cual pareciera estar ya controlada al interior de San Miguel.

Y más allá de eso, descubrimos que el cobro de cuotas para ingresar ya fue erradicado, según lo dicho por los propios familiares.

Muchas de estas cuotas provenían de los montos impuestos por varios de los cabecillas que mandaban previamente y que, algunos de ellos, fueron trasladados en los últimos intercambios a penales de mayor seguridad, como Tepexi de Rodríguez o incluso a otros centros penitenciarios fuera de Puebla.

Aquellos que tuvieron que quedarse en San Miguel fueron enviados a celdas aisladas para evitar que su comportamiento afectara a otros internos.

Los familiares incluso indicaron que dentro del penal se creó un grupo de Alcohólicos Anónimos (AA), el cual ayudó a fortalecer el programa de desintoxicación, aumentando el número de asistentes de 20 a 80 personas en un periodo de dos meses.

La gente que ingresa a San Miguel en sus visitas ha notado también que se fomentó el deporte,  ya hay partidos de fútbol, baseball, acondicionamiento físico.

Incrementaron incluso el tamaño del gimnasio y ahora hay apoyo para entrenadores de esta y otras actividades recreativas.

Las clases en línea se mantienen para los PPLs con clases en línea.

En este espacio hemos criticado hasta el cansancio el olvido que se tenía en San Miguel, pero por lo comentado por los familiares de los PPLs, las cosas comienzan a cambiar.

Y acá es donde insistimos en un punto. ¿Qué mafias buscan el autogobierno en San Miguel?

¿A quiénes les incomoda que las cosas vayan bien?

¿Quiénes pretenden desestabilizar atendiendo a intereses personales que buscan afectar y desacreditar el trabajo en la Subsecretaría de Centros Penitenciarios?

¿Quiénes están inconformes con la Secretaría de Seguridad Pública?

¿Seguirán apareciendo páginas apócrifas donde se asomen los intereses de las mafias que quieren el control del centro penitenciario?

Lo más curioso aquí es que ya existe una investigación sobre los generadores de estos mensajes.

Y desde las áreas de Inteligencia existen algunas variables para descubrir a los autores.

Todo al tiempo.