25 de Octubre del 2020
Contagios
36,424
Muertos
4,741

La estrategia de seguridad en Puebla y la mano que mece la cuna

Por Edmundo Velázquez / /
La estrategia de seguridad en Puebla y la mano que mece la cuna
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

¿A quién le conviene que falle la estrategia de Seguridad en Puebla?

Vaya, es una pregunta bien sana.

Porque en teoría, si le va bien a Puebla le va bien a todos, ¿no?

Así como lo ve, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado es de las dependencias en el gobierno de Miguel Barbosa que menos abolladuras ha tenido.

Aunque usted no lo crea. Y, de hecho, hasta pareciera que las exigencias de Barbosa están de cierto modo contenidas por Raciel López Salazar.

El más reciente escándalo en el penal de Tehuacán fue contenido, y la crisis se corrigió con la visita directa del titular de la dependencia al municipio y los cambios necesarios.

¿Pero entonces, a quién le conviene que le vaya mal a la SSP en el estado, si en teoría se están dando resultados?

Por ahí andaban las rimbombantes cifras del número total de detenciones logradas desde que el Vice Almirante Ildefonso Amezaga salió de la dependencia y se cambió a un mando civil.

En efecto, no cayó nada bien a los locales (las mafias locales, incluidas) que un agente externo y proveniente de Chiapas fuera colocado.

Y menos cuando hubo obvia injerencia de Ardelio Vargas Fosado, cercano colaborador del gobernador desde su campaña en la Sierra Norte de Puebla.

¿Quién será la mano que mece la cuna detrás de la campaña de desprestigio contra la actual administración de la SSP en Puebla?

Van saliendo poco a poco algunos detalles.

Recientemente se reportó la detención de un elemento en Tetela de Ocampo, acusado por el delito de extorsión.

Vecinos y comerciantes de la población señalaron al uniformado de la Policía Estatal Alfredo Posadas Zamitiz de exigir cobros por hacer su trabajo; o sea, de cuidar de espacios comerciales y de los propios ciudadanos.

Incluso, venía una amenaza velada de que, en caso de no pagarle, él no se hacía responsable de futuros golpes de la delincuencia a los vecinos y comerciantes.

Tras la denuncia, Posadas Zamitiz fue detenido por elementos municipales pues estaba en flagrancia cuando cometió el intento de extorsión.

Después vino la investigación sobre Posadas Zamitiz, y desde la propia SSP se confirmó que este uniformado encabezaba con otros más una serie de perfiles en internet para desprestigiar a la propia dependencia.

Según la información entregada por la Policía Cibernética, se encontraba directamente vinculado con la llamada Comisión Blindada Puebla, una página en Facebook que ha servido incluso para levantar a los uniformados contra sus propios mandos. Incluso esta página resultó muy activa en la última huelga de agentes estatales.

Al parecer, como Posadas Zamitiz hay muchos uniformados más que realmente no denuncian injusticias, más bien quieren perpetuar su negocio y se les ha presentado la complicación de los mandos foráneos que no se los han permitido.

Hablamos entonces de una mafia que ha visto mermado su negocio y que se niega a desaparecer.

Como ha ocurrido con el narcomenudeo en la capital poblana, por ejemplo.

Pero como a esta página a la que está conectada una mafia de uniformados han nacido muchas otras más, y sus respectivos perfiles generadores que también intentan desestabilizar a la actual administración de la SSP en diversas carteras.

Las puede encontrar en todas las redes sociales, con todos los nombres y con todo tipo de información.

Y eso lo tiene bien identificado la SSP y el propio gobernador de Puebla. 

Pero aquí es donde viene la pregunta, nuevamente, ¿no si le va bien al Gobierno de Puebla, incluida la SSP, nos va bien a todos?