Tragedias

INAH deja morir la iglesia de Atzala; a dos años del 19-S sigue en ruinas

- Foto: Especial

La iglesia del centro de Atzala sigue tal cual como quedó el 19 de septiembre de 2017, cuando se derrumbó sobre una familia entera que llevaba a cabo un bautizo. Ahí murieron 11 personas, sobrevivió el padre del pequeño, el sacristán y el cura

Por Yonadab Cabrera / @Yonadi18

/ Atzala, Puebla

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha dejado morir la iglesia de Santiago Apostol, en el municipio de Atzala en Puebla, pues a dos años del sismo del 19 de septiembre de 2017 que la dejó en ruinas, el edificio sigue exactamente en las mismas condiciones y al borde del derrumbe por completo.

CENTRAL vistió este fin de semana el municipio de Atzala para conocer cuáles son sus condiciones a dos años del sismo, desde 2018 ya los pobladores y el gobierno habían logrado la reconstrucción de las viviendas, pero el templo seguía abandonado.

Hoy, dos años después, las condiciones no han cambiado. El templo se encuentra en ruinas, sin techo y lleno de escombro, ni las autoridades ni el pueblo pueden hacer algo al respecto pues se trata de un edificio histórico protegido por el INAH.

Incluso la poderosa iglesia Católica ha perdido las esperanzas de que el templo sea  reconstruido. Apenas el 30 de agosto, el arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa acudió personalmente a colocar la primera piedra del nuevo templo.

Este nuevo edificio es construido en un predio totalmente diferente, pues la protección del INAH sobre la iglesia Santiago Apostol les impide derrumbarlo.

Según el arzobispo, la comunidad financió el terreno y la Fundación Jenkins pondrá 4 millones de los 12 que se necesitan para la totalidad del proyecto.

La iglesia que dejó 11 muertos

El 19 de septiembre fue martes, pero ese día la familia Torres decidió bautizar a la pequeña Elideth, quien tenía solo tres meses de nacida.

La misa empezó puntual a la una de la tarde y 14 minutos después el temblor sacudió la tierra y las paredes y el techo de la iglesia cayeron sobre ellos.

Ismael Torres Escamilla fue sacado a tiempo de los escombros y llevado a un hospital en donde logró recuperarse, ya con mejor estado de salud le dieron la terrible noticia de que toda su familia había muerto.

El año pasado ya había dejado Atzala y se había ido a vivir a Cuautla, Morelos, para tratar de superar la tragedia que le arrancó a su familia.

Y es que el templo sería un recordatorio de lo que pasó aquella tarde.

interior atzala2

 

COMENTARIOS

 

Selene Rios

Neoderma Clinica