Huachicol

En mayo del 2017 los poblanos también hicieron rapiña de huachicol, por milagro no acabó en tragedia

- Foto: Agencia Enfoque

Una escena similar ocurrió el 22 de mayo del 2017, en la población de Tláloc, perteneciente al municipio de Tlalancaleca, en la franja del huachicol de Puebla. Con la diferencia de que en territorio poblano no ocurrió una tragedia.

Por Edmundo Velázquez / @mundovelazquez

/ Puebla, Pue

Las imágenes de familias enteras en la rapiña de combustible proveniente de un ducto pinchado no son exclusivas de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde la explosión ocurrida el viernes 18 de enero del 2019 provocó la muerte de 79 personas.

Una escena similar ocurrió el 22 de mayo del 2017, en la población de Tláloc, perteneciente al municipio de Tlalancaleca, en la franja del huachicol de Puebla. Con la diferencia de que en territorio poblano no ocurrió una tragedia.

VER: Fuga: Reportan toma clandestina de 15 metros de altura en San Matías Tlalancaleca (VIDEO)

En Tláloc,  los ladrones de combustible rascaron un hoyo alrededor de la toma para generar un contenedor natural en la tierra. Mientras ellos utilizaban mangueras para cargarlo en camionetas, las familias llegaban al sitio para juntarlo con cubetas y baldes.

A unos metros de la zona en donde se encontraba la toma clandestina hay una escuela preescolar a donde, ese día,  los padres de familia no llevaron a sus hijos para que los ayudaran a recoger el hidrocarburo.

VER: Pobladores de Tlalancaleca aprovechan toma clandestina para robar gasolina; peligra el Atoyac

Los ladrones de combustible en el municipio de Tlalancaleca utilizaron a los pobladores como escudo cuando los elementos del Ejército Mexicano quisieron intervenir, así como ocurrió en Tlahuelilpan.

En los videos e imágenes que circularon ese día podía verse a niños con pequeñas cubetas y sus padres cargando bidones mientras los efectivos del Ejército Mexicano esperaban por refuerzos.

Como PÁGINA NEGRA informó, durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas las tomas de huechicol aumentaron en 700 por ciento. Pero, para la fecha en que se desató el furor entre los pobladores por esta toma clandestina, el gobierno de Tony Gali Fayad ya había declarado la guerra contra el robo de hidrocarburo.

VER: Durante su sexenio, Moreno Valle puso a Puebla en el segundo lugar nacional en robo de combustible

En Tlalancaleca, el Ejército Mexicano y la Policía Estatal procedieron al cierre de las vialidades para evitar que más vecinos de Tláloc y otras comunidades llegaran a hacer rapiña de huachicol. La presencia policiaca disuadió a los pobladores y elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos acudieron al cierre de la toma.

 Según fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) la banda que provocó esa toma clandestina es liderada por Areli Pérez, alias “La Negra”, una mujer que junto a su familia comenzó a crecer en el negocio del robo de hidrocarburo en Tláloc, Tlalancaleca.

VER: “La Negra”, la sensual huachicolera que se volvió leyenda en Texmelucan

COMENTARIOS

 

Selene Rios

Neoderma Clinica

final 32 fenali. 800 x 800