Delincuencia

#Archivo Negro: Estatales desarticulan banda de “Los Bartoc”; responsables del asesinato de un chofer de la ruta 63, en noviembre de 1989

- Foto: Salvador Rugerio

Este grupo delictivo se dedicaba a saltar taxistas, comercios, casas, camiones repartidores de refrescos y botanas; las autoridades los investigaban por la muerte de ocho personas

Por Eloy Rodríguez Linares /@linares_eloy

/ Puebla, Puebla

La banda de “Los Bartoc” fue uno de los grupos criminales más temidos, a mediados de los años 80´s, por los habitantes de la unidad habitacional de Amalucan. Los hampones asesinaban a sus víctimas cuando trataban de impedir que les robarán sus pertenencias.

El 12 de noviembre de 1989, los poblanos se sorprendieron con la noticia del asesinato de Rubén León Rojas, de 23 años, conductor de la ruta 63. Los medios de comunicación informaron que el chofer recibió un disparo en el rostro por un sujeto que se le acercó para robarle el dinero de la cuenta del día.

Dos días después del homicidio, el periódico El Sol de Puebla comunicó que detuvo a César Andrade Flores, alías “El Cheche”, uno de los responsables del crimen de Rubén León, el delincuente explicó que pertenecía a la banda de “Los Bartoc”, grupo delincuencial que las autoridades investigaban por el asesinato de ocho personas.

“El Cheche” explicó que se dedicaba a asaltar taxistas, casas habitación, comercios, camiones repartidores de refrescos y de botanas. Asimismo, proporcionó información que ayudó a arrestar a José Fausto Cruz Moreno Martínez, alías “El Musos”; y, José Juan Vivanco Martínez, “El Juancho”, también miembros de “Los Bartoc”. Sin embargo, Ubaldo de Jesús Chamorro, “El Ataúd”, jefe de  la banda y el culpable del asesinato del chofer de la ruta 63, se dio a la fuga.

bartoc1

 

A mano armada

César Andrade Flores, “El Cheche”, declaró a las autoridades que la noche del 10 de noviembre, bajo los influjos del alcohol, caminaba junto con los demás integrantes de “Los Bartoc” por las calles de la unidad habitacional de Amalucan, en busca de un establecimiento para entrar a robar. Al llegar a la Avenida de las Torres, pensaron que sería una buena idea  asaltar a los conductores de la ruta 63 que hacían base en frente de las instalaciones de la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“El Cheche” señaló que Ubaldo de Jesús Chamorro, “El Ataúd”, apodo que se ganó por la forma despiadada en que asesinaba a las personas que se oponían a ser asaltadas, les explicó a los cinco integrantes de “Los Bartoc” cómo iban a atacar a los dos conductores del transporte público.

El delincuente explicó que el jefe de “Los Bartoc” accionó su escopeta recortada calibre 20 y se dirigió hacia el chofer que estaba al frente de la base, mientras que otro sacaba su pistola diámetro 22 y se paraba detrás de la otra combi por si el conductor salía de su unidad para apoyar a su compañero. Los demás integrantes observaban con atención, pues en cualquier momento podían ser requeridos.

Además, recordó que una mujer salió corriendo de la combi que estaba enfrente de la base, segundos después, “El Ataúd” le disparaba en el rostro al conductor y robaba el dinero que estaba en el portamonedas. El otro chofer al escuchar la detonación del arma de fuego, salió de su unidad para auxiliar a su compañero, pero al momento de bajar, uno de “Los Bartoc” lo golpeó en la cabeza con la cacha de su pistola hasta dejarlo de forma inconsciente en el suelo.

bartoc2

Escena del crimen 

Jorge Quéchotl, conductor de la ruta 63 esperaba su turno para realizar su último recorrido del día, cuando vio que un sujeto se acercó a la ventanilla del conductor de la combi que estaba enfrente; no le tomó mucha importancia, pero al poco tiempo escuchó un disparo que lo sobresaltó y de inmediato bajo de su unidad para apoyar a su compañero.

Al bajar de su unidad, un sujeto le estaba apuntando con un arma de fuego, le pedía de forma agresiva el dinero de la cuenta del día, el chofer le explicó que apenas había empezado su turno, respuesta que molestó al delincuente y con la cacha de su arma lo golpeó en la cabeza hasta que lo tumbó en el suelo, para después robarle las monedas que tenía en el interior de su combi.

El chofer declaró a las autoridades que cuando se recuperó del golpe, los delincuentes ya se habían dado a la fuga, y al acercarse a la unidad de su compañero, observó que estaba acostado en el asiento del copiloto ensangrentado e inconsciente.

Guadalupe Barranco, checadora de la ruta, explicó que estaba platicando con Rubén León cuando una persona desalineada se acercó a la ventanilla del conductor para pedirle dinero, pero el chofer solo le dio unas monedas que hicieron molestar al maleante y al ver su arma de fuego, salió corriendo de la unidad en busca de un policía para que evitará el asalto. Sin embargo, a los pocos segundos escuchó un disparó y le dio miedo voltear para ver cómo se encontraba su compañero de trabajo.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron a la escena del crimen para brindarle a Rubén León los primeros auxilios, pero el chofer perdió la vida a los pocos minutos de ser internado en hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS.

COMENTARIOS

300x250

WhatsApp Image 2019 12 04 at 13.53.26