Crimen y Castigo

La familia de Paulina Camargo apeló para exigir una sentencia mayor contra “Chema” Sosa

- Foto y Video: Edmundo Velázquez

El pasado 12 de febrero a José María Sosa el juez tercero de lo penal en Puebla, Francisco Javier Martínez Castillo le dictó sentencia, lo cual no fue suficiente para la familia de la joven que se mantiene en calidad de desaparecida.

Por Edmundo Velázquez / @mundovelazquez

/ Ciudad de Puebla

A tres meses de que se cumplan cuatro años de la desaparición de Paulina Camargo Limón, su madre, Rocío Limón dio a conocer que sus representantes legales presentaron una apelación contra la sentencia de 16 años y 6 meses que se dictó contra José María Sosa por los delitos de homicidio simple y aborto.

El pasado 12 de febrero a José María Sosa el juez tercero de lo penal en Puebla, Francisco Javier Martínez Castillo le dictó sentencia, lo cual no fue suficiente para la familia de la joven que se mantiene en calidad de desaparecida.

VER: José María Sosa es sentenciado a 16 años de prisión por el homicidio de Paulina Camargo en Puebla; el cuerpo de la joven embarazada nunca fue encontrado

Interpusimos una apelación, estamos a la espera de que la resuelvan”, comentó Rocío Camargo quien estuvo presente en la manifestación que congregó a los familiares de más de 33 casos de desaparecidos en el estado de Puebla, convocada por la organización “Voces de Desaparecidos”.

Como PÁGINA NEGRA informó, “Chema” Sosa es el principal sospechoso de la desaparición de la joven ocurrida el 25 de agosto de 2015 en su departamento de la unidad habitacional La Margarita, en Puebla.

Creemos que la vida de Pau se comprometió en este tiempo porque se mantiene en calidad de desaparecida. Si yo te contara cuántos cuerpos hemos visto. El ir a Semefo y ver tantos cuerpos. Hemos recorrido más de 20 estados, no hemos parado ni hemos dejado de buscar. Dejas todo...”, comentó en entrevista con PÁGINA NEGRA.

El cuerpo de la joven de 19 años, quien estaba embarazada, supuestamente del joven universitario, nunca fue encontrado, pues la Fiscalía General del estado, dijo que se había “desintegrado” en el basurero de Chiltepeque, en Puebla, según un dictamen que después fue desechado como parte de las pruebas.

En contra de José María Sosa se sigue otro procedimiento penal, ahora en el nuevo sistema de justicia, por el delito de desaparición de persona.

COMENTARIOS

 

Informe

Selene Rios

Neoderma Clinica